NO SE ASOCIA CON LA COVID-19

Qué es la gripe del tomate, la nueva enfermedad detectada en India

Los síntomas de la gripe del tomate, altamente contagiosa, se parecen a los de la viruela del mono, infección con la que guarda relación.

Bandera de India

Bandera de India Naveed Ahmed para Unsplash

Publicidad

La pandemia de coronavirus comenzó a finales de 2019 y aún no se puede dar por terminada. A la expansión de esta enfermedad se han sumado otras, como la viruela del mono, que también está causando contagios en muchos países. Asimismo, en este tiempo han surgido otras patologías, como el virus de Marburgo, el henipavirus de China o la nueva gripe del tomate descubierta en India.

El primer caso de esta gripe o fiebre del tomate se detectó en Kerala, India, el 6 de mayo de 2022. Hasta el 26 de julio se han notificado más de 82 casos de esta enfermedad en niños menores de cinco años en tres estados de India, aunque el Gobierno prepara una estrategia para intentar frenar su expansión.

Qué es la fiebre del tomate y cuáles son sus síntomas

Según describe 'The Lancet Respiratory Medicine' es una "rara infección viral" que afecta a menores de cinco años. Actualmente se considera endémica de India y, aunque se considera que no hace peligrar la vida, se está llevando a cabo una estrategia de control y vigilancia para que no se extienda como la COVID-19, por ejemplo.

Respecto a su nombre, la "gripe del tomate", este viene dado debido a la erupción de ampollas rojas y dolorosas que causa por todo el cuerpo. Además, estas pueden aumentar su tamaño gradualmente, hasta alcanzar el tamaño de un tomate.

Los síntomas de la fiebre del tomate se asemejan a los del coronavirus, incluyéndose la fiebre, fatiga y los dolores musculares. Sin embargo, esta enfermedad no se relaciona con la COVID-19, a pesar de sus similitudes. Otros síntomas de la fiebre del tomate son: náuseas, vómitos, diarrea, deshidratación e hinchazón de las articulaciones, similares también a los que se presentan por el dengue.

Esta sintomatología también se parece a los de la chikungunya, que también incluyen fiebre, erupciones cutáneas y dolor en las articulaciones. Por eso los expertos piensan que la gripe del tomate podría ser "un efecto secundario de la fiebre chikungunya o del dengue" en lugar de una infección viral por sí misma.

También se baraja que pueda ser una nueva variante de la enfermedad viral de manos, pies y boca, una patología infecciosa que afecta a niños de uno a cinco años y adultos inmunocomprometidos.

Tratamiento para la gripe del tomate

Actualmente, la fiebre del tomate no está muy extendida, pero es altamente contagiosa. Por el momento no existe ningún tratamiento o fármaco específico para tratarla, pero los expertos confían en "la reutilización de medicamentos y la vacunación" como enfoques eficaces para garantizar la seguridad de la salud pública.

Al ser similar a la chikungunya y el dengue, el tratamiento que se está utilizando en India para paliar la gripe del tomate consiste en aislamiento, descanso, ingerir líquidos, tratar las erupciones y apoyarse en paracetamol para tratar la fiebre y los dolores musculares. Se estima que esta enfermedad no hace peligrar la vida y que se elimina del organismo del paciente una vez superada.

Hasta ahora, solo se han detectado casos de la gripe del tomate en niños, ya que las infecciones virales "son comunes en este grupo de edad", apunta 'The Lancet'. Asimismo, los expertos admiten que aún es necesario realizar más seguimiento a esta patología y las secuelas que puedan permanecer en los pacientes.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Qué es el virus de Marburgo, la enfermedad que preocupa a la OMS tras detectar un brote

TecnoXplora » CienciaXplora

Publicidad