DEVOLVERLO A LA VIDA

Planean "desextinguir" el tigre de Tasmania mediante edición genética

Una empresa australiana está investigando cómo crear un ejemplar de este animal a partir de un pariente suyo, el dasiúrido.

El último tigre de Tasmania, fotografiado en 1933 en el zoológico de Hobart (Australia)

El último tigre de Tasmania, fotografiado en 1933 en el zoológico de Hobart (Australia) Archivos Nacionales de Australia/Wikipedia

Publicidad

Se estima que la especie Thylacinus cynocephalus, tilacino o tigre de Tasmania surgió hace dos millones de años. Sin embargo, en el siglo XX, en solo unas décadas la población de este marsupial de Australia descendió de 5.000 ejemplares a 0. Ahora una empresa quiere revertir su extinción.

El último tilacino salvaje fue cazado entre 1910 y 1920. Después, en 1936, el último ejemplar de la especie murió en el zoo de Beaumaris, en Hobart, Tasmania. Se extinguía así la especie autóctona de la isla al sur de Australia.

Este animal, con apariencia de perro y rayado, era en realidad un marsupial. Sus crías nacían prematuramente, como las de los canguros, y vivían hasta que estaban preparadas en las bolsas tanto de los machos como de las hembras. Carnívoro, el tigre de Tasmania se alimentaba de pájaros, lagartos y otros pequeños mamíferos.

Quién quiere traer de vuelta al tigre de Tasmania

Detrás de la idea de "desextinguir" a una especie animal tan especial está la empresa Colossal Biosciences. Esta compañía tiene como objetivo devolver a la vida a los tigres de Tasmania, así como a los mamuts lanudos, que desaparecieron debido al cambio climático hace más tiempo que los tilacinos, aproximadamente hace 4.000 años.

Por otra parte, para Colossal Biosciences el tigre de Tasmania era también un animal inteligente, ya que no corría demasiado ni tenía una mandíbula fuerte. Sin embargo, se cree que el tilacino "desempeñó un papel importante como protector de la salud ambiental de las regiones en las que habitaba", en Tasmania y algunas zonas de Australia.

Cómo se podría recuperar el tigre de Tasmania

El plan de Colossal Biosciences para devolver a la vida al tilacino pasa por el estudio de su genética y su edición. En primer lugar, los científicos pretenden estudiar el genoma completo de la especie, cosa que pueden lograr porque el doctor Andrew Pask lo secuenció en 2018 y se ha actualizado en abril de este mismo año.

En segundo lugar se examinará el genoma de los parientes del tigre de Tasmania más cercanos para determinar los ajustes pertinentes para la ingeniería siguiente. Después se aplicará la biología computacional para identificar genes que mejorarán el genoma del huésped receptor para que se vuelva "similar a tilacino".

Más tarde se realizarán pruebas con gametos y ensayos con células madre, además de editar genéticamente el genoma del tigre de Tasmania para introducirlo en el de un animal similar, el dasiúrido. Tras este paso, se procederá a crear el embrión y se estimulará su crecimiento. El óvulo se implantará en un animal sustituto y se gestará durante 42 días. Después se espera que madure y nazca un tigre de Tasmania.

¿Se clonará al tigre de Tasmania?

En teoría, no, ya que el proceso de clonación requiere una célula viva, explica la bióloga Beth Shapiro a 'NPR'. Sin embargo, la bióloga comenta que Colossal Biosciences planea crear un "animal híbrido", a medio camino entre el tigre de Tasmania y el dasiúrido, ambos marsupiales carnívoros y parientes cercanos.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Hallan un cráter submarino que pudo interferir en la extinción de los dinosaurios

TecnoXplora » CienciaXplora

Publicidad