SEXTO DÍA DE SU MISIÓN

La nave espacial Orión registra varios fallos, pero continúa "superando las expectativas"

La NASA ha realizado inspecciones en el cohete para comprobar que todo va según lo previsto pero detecta errores, entre ellos uno en el sistema de navegación.

Selfie de la nave espacial Orión

Selfie de la nave espacial Orión NASA

Publicidad

El pasado miércoles 16 se produjo el lanzamiento de la misión Artemis I. Tras alcanzar la órbita terrestre, el sistema de lanzamiento espacial se separó de la nave espacial Orión, dejándola sola en su camino hacia la Luna y de vuelta a la Tierra.

Durante estos seis días, la NASA ha realizado revisiones para comprobar que todo está bien. En total se han registrado 13 fallos, de los que la agencia espacial solo explica uno, relacionado con la propia nave Orión. El resto está referido a los CubeSats, que son satélites pequeños que tienen distintas tareas en su viaje al espacio.

En dos inspecciones, los expertos de la NASA evaluaron lo que se puede ver a través de las cámaras situadas en los cuatro paneles solares de Orión. Estas toman imágenes fijas que envían a la Tierra de forma periódica, por lo que sirven para identificar, por ejemplo, cualquier impacto de basura espacial o algún micrometeorito.

En los últimos días, el equipo evaluó que la nave Orión proporcionaba datos anómalos al rastrear las estrellas. Se supone que la nave se ubica y sabe hacia dónde tiene que desplazarse por la posición de estas. Sin embargo, los rastreadores de estrellas no estaban funcionando como deberían.

Los datos que obtenían no se correspondían con el mapa de estrellas, y era porque la nave está detectando los disparos y funcionamiento de los propulsores como alguno de estos astros. Una vez identificado el problema, los expertos ya están trabajando en una posible solución, según la NASA.

La agencia estadounidense también ha recibido actualizaciones sobre el estado de los diez CubeSats que se enviaron conectados a la etapa superior del sistema de lanzamiento espacial. Según la NASA, los diez CubeSats se implementaron "con éxito" a través del temporizador del adaptador y todas están separadas de la nave espacial Orión. Sin embargo, los expertos se encuentran en plena "resolución de problemas en algunos casos", aunque no especifican la gravedad o cuáles son.

La NASA continuará haciendo estas revisiones durante toda la misión Artemis I para cerciorarse de que ocurre según lo planeado. Además, se requiere una segunda inspección a fondo durante la fase de regreso del cohete, para evaluar su estado general y posibles riesgos.

SEGURO QUE TE INTERESA:

La misión Artemis I busca "establecer una presencia" en la Luna para crear, en un futuro, una Estación Espacial allí

TecnoXplora » CienciaXplora

Publicidad