TecnoXplora » CienciaXplora » Ecología

EN PERFECTO ESTADO DE SALUD

La evolución está dejando ciegos a los kiwis... porque parecen no necesitar la vista

Un equipo de investigadores ha descubierto al primer grupo de kiwis ciegos que viven en estado salvaje... y que a pesar de ello están en perfecto estado de salud.

Kiwi

Jim, the Photographer Kiwi

Publicidad

Teguayco Pinto | @teguayco | S/C Tenerife
| 17.10.2017 23:05

Los kiwis (Apteryx) son unas aves extraordinarias. Símbolo nacional de Nueva Zelanda, estos animales constituyen una única familia perteneciente al género de aves paleognatas. No vuelan, son una de las pocas especies de aves puramente nocturnas y tienen un sentido del tacto y del olfato extraordinarios. Ahora, un equipo de investigadores ha descubierto que, además, es posible que se estén quedando ciegas... básicamente porque no necesitan ver para sobrevivir.

Un equipo de científicos de Nueva Zelanda, de donde son originarias estas peculiares aves, encontró un grupo de kiwis ciegos en la isla sur del país (que está formado por dos islas). Los ejemplares fueron localizados cuando estudiaban un grupo de unos 160 kiwis pardos de Okarito (Apteryx rowi), que se encontraban en un bosque del mismo nombre.

Según los científicos, muchos de los kiwis, casi un tercio del total, tenían algún tipo de lesión ocular severa y al menos tres de ellos estaban completamente ciegos. Aún así, estos kiwis ciegos parecían capaces de sobrevivir igual de bien gracias a otros sentidos como el tacto, el olfato y el oído.

“El primer avistamiento documentado de múltiples aves ciegas y salvajes en buen estado de salud sugiere que la visión no es necesaria para la supervivencia del kiwi”, explican los autores de la investigación, que ha sido publicada en la revista 'BioMed Central Biology', por lo que los científicos han concluido que quizás mantener el sentido de la vista puede ser un desperdicio de energía.

Un ave muy peculiar

Este descubrimiento hace que los kiwis sean unas aves aún más singulares de lo que ya se sabía, ya que se considera que en general las aves dependen mucho de su capacidad visual para sobrevivir, especialmente en comparación con otras clases de vertebrados, probablemente debido a sus necesidades durante el vuelo.

De hecho, incluso las pocas especies de aves nocturnas que existen han desarrollado habilidades especiales para ver mejor en la oscuridad, mientras que los kiwis poseen los ojos más pequeños que cualquier otra especie aviar en relación con la masa corporal. Es más, también tienen las regiones del cerebro asociadas a la visión muy pequeñas y uno de los campos visuales más pequeños del mundo de las aves.

“Este conjunto de características visuales es sorprendentemente pobre para un ave”, explican los autores en el estudio. Pero se comprende “cuando se considera la devoción energética del kiwi y el resto de sus sistemas sensoriales: auditivos, olfativos y táctiles”, éstos últimos debidos a un conjunto de receptores situados en la punta de su pico.

En peligro de extinción

A pesar de este descubrimiento, que muestra la adaptación de los kiwis a su entorno, la realidad es que los kiwis están en peligro. Los últimos datos sobre estas aves indican que ahora mismo sólo quedan unos 68.000 ejemplares y que sólo el 5% de las crías de kiwi sobreviven hasta la edad adulta.

Una de las principales amenazas para estas aves son los armiños, que son responsables de aproximadamente la mitad de las muertes de crías de kiwi en el país. Esta especie de mamífero carnívoro fue introducida en Nueva Zelanda y es considerada como una de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Publicidad