TecnoXplora » CienciaXplora » Divulgación

MUCHOS MÁS OLORES DE LOS QUE CREÍAS

¿Podemos distinguir un billón de aromas? Este hallazgo huele a chamusquina

Un estudio publicado en la revista Science ha demostrado que las personas pueden distinguir un billón de olores diferentes, pero varios científicos aseguran que sus estimaciones son demasiado optimistas. ¿Seguimos sin conocer cuántas esencias discrimina la nariz humana?

El olor de los peces

Quinn Dombrowski en Flickr CC El olor de los peces

Publicidad

Lucía Caballero | @Lulucille_ | Madrid
| 20.07.2015 01:52

“Érase un hombre a una nariz pegado”, describe Francisco de Quevedo en uno de sus más famosos poemas. Una nariz que, independientemente de su tamaño, se enfrenta a 275 compuestos químicos diferentes cuando se inclina sobre una rosa y a casi 500 moléculas al detectar el delicioso aroma del café recién hecho.

Aunque se sabe que el oído humano distingue unos 340.000 sonidos diferentes y los ojos diferencian entre 2,3 y 7,5 millones de colores, la cifra total para el órgano del que se burlaba Quevedo ha sido difícil de estimar. Según un artículo científico de los años '20, el único que ofrecía una estimación hasta el año pasado, una persona podría discriminar alrededor de 10.000 olores distintos.

En marzo de 2014, un equipo de investigadores de la Universidad Rockefeller y el Instituto Médico Howard Hughes (ambos en Nueva York) actualizaba el anticuado dato. Según las conclusiones de su trabajo, publicadas en la revista Science, el órgano olfativo humano distingue un billón de esencias.

La clave estaba en determinar cuánto tienen que diferenciarse dos de ellas para que una persona pueda diferenciarlas. Los expertos se basaron en 128 moléculas odoríferas y las combinaron variando sus proporciones. Después, 26 voluntarios olieron las muestras. Los científicos usaron el porcentaje en que se parecían las mezclas para estimar la sensibilidad de la nariz humana y hacer los cálculos.

Sin embargo, solo unos meses después, el biólogo Markus Meister ponía en duda la cifra obtenida. Al repetir el procedimiento, su resultado quedaba varios órdenes de magnitud por debajo, reduciendo el número a tan solo diez. Meister aseguraba que las estimaciones de los científicos neoyorkinos son demasiado optimistas y que habían considerado el mejor de los escenarios: usando la misma lógica matemática podía obtenerse tanto una decena como un billón.

Ahora, Rick Gerkin, un investigador de la Universidad de Arizona, ha vuelto a criticar los resultados de aquel estudio. El título del trabajo que ha publicado junto con un colega lo deja claro: “El número de estímulos olfativos que los humanos pueden discriminar no se conoce todavía”.

Gerkin considera erróneos varios aspectos de la investigación. Por un lado, “la conclusión de que los humanos pueden discriminar al menos un billón de olores está basada en un método matemático pobre”, ha señalado. Según el científico, las herramientas pueden dar casi cualquier resultado variando ligeramente los datos o el diseño del experimento.

Por otro lado, Gerkin asegura que las hipótesis en las que se basa el trabajo de los neoyorkinos no están probadas. Estos asumieron que el abanico de olores puede dividirse en intervalos diferenciables, como ocurre con los colores visibles. No obstante, mientras que el espectro de luz viene determinado por las longitudes y frecuencias de onda, no existe una magnitud del olor.

En su opinión, para llegar a un número certero, primero habría que profundizar en el conocimiento del órgano y del proceso de percepción del olor. “Es fácil estimar el número de tonos que distinguimos porque sabemos los límites de percepción del color”, dice, pero de momento no tenemos una ‘rueda de olores’.

Como Luis de Góngora (el literato al que Quevedo dedicaba sus versos), todos vivimos pegados a una nariz, aunque parece que seguimos sin conocer su verdadero potencial. Que no te engañe su apariencia: el atributo nasal continúa guardando muchos secretos.

Publicidad