TecnoXplora » CienciaXplora » Divulgación

HAY FOBIAS PARA TODO

Barofobia, pánico a la gravedad

El trastorno, más común de lo que parece, hace que los afectados tengan pánico a salir volando o a ser aplastados por el defecto o exceso de gravedad.

¿Miedo a la gravedad?

wikipedia ¿Miedo a la gravedad?

Publicidad

Las personas que padecen barofobia tienen todo tipo de preocupaciones y obsesiones irracionales relacionadas con la fuerza de la gravedad. Pueden tener pánico a que la gravedad falle y desaparezca expulsando a todos los cuerpos al espacio exterior o pueden verla como una amenaza, una gran fuerza descontrolada que puede aplastar y acabar con toda la materia sobre la tierra. Y es un tipo de trastorno más común de lo que parece.

Este problema puede estar ligado o aparecer relacionado con otros trastornos de la salud emocional como la agorafobia, astrofobia, acrofobia o del sistema vestibular (vértigos).

El origen de este trastorno suele estar en un trauma o caida infantil que induce un miedo persistente en la memoria emocional: si no se ha cuidado o tratado el estrés post traumático de aquella caída puede degenerar en pánico a cualquier situación que la recuerde.

También la llamada ‘Inseguridad gravitacional’ no tratada en niños puede producir este pánico en adultos. Se trata de un trastorno infantil que provoca un miedo excesivo al movimiento normal, a las alturas, a estar fuera de una posición vertical, o a no tener los pies apoyados en el suelo. Los niños con este miedo se sienten incómodos con la gravedad y tratan de evitar posturas, juegos y movimientos que son normales a su edad provocando un déficit postural y de desarrollo. Este miedo les aísla de otros niños y fomenta el desarrollo de otras fobias cuando son mayores.

Las sintomatología de la barofobia es común al de todas las fobias: lo que comienza con un miedo escénico que provoca dificultad para respirar y un latido cardíaco acelerado cuando se encuentra en situaciones de miedo acaba por convertirse en un conjunto de fuertes ataques de ansiedad que pueden paralizar y bloquear totalmente  al enfermo.

El problema del barofóbico es que puede sentir el pánico en cualquier momento: tumbado en la cama, encerrado en casa, en el ascensor o andando por la montaña. Huir de sus miedos y pensamientos es más difícil porque el vehículo de su pánico está siempre presente: la gravedad.

Un usuario de Reddit con barofobia cuenta como afronta y trabaja sus miedos: “No tengo problemas en mirar la luna y las estrellas por la noche, pero si tengo que mirar una foto de la luna (o de cualquier otro planeta) rodeada por el espacio, me entra un ataque de pánico terrible. No puedo usar tampoco Google Earth por miedo a ver las imágenes ampliadas fuera de la Tierra. Rara vez voy al cine ya que una gran cantidad de películas en estos días son de temática espacial, no puedo ver ni los trailers.”

El tratamiento de esta fobia incluye técnicas de relajación, hipnosis y de exposición gradual y controlada a las escenas que provocan los miedos. La terapia cognitivo-conductual ayuda a sustituir los procesos de pensamientos negativos generados por una respuesta personal más normal y equilibrada

Publicidad