TecnoXplora » CienciaXplora

MAPEO DE LA ACTIVIDAD CEREBRAL

Descubren qué neuronas manipular para reducir el estrés

Son aquellas vinculadas a la ansiedad.

Estrés

Christian Erfurt para Unsplash Estrés

Publicidad

No es extraño que apenas escuchemos la palabra estrés, la vinculemos con algo negativo. La Organización Mundial de la Salud la ha catalogado como la epidemia del siglo XXI. Afecta nuestro aprendizaje al reducir las conexiones neuronales y las hormonas vinculadas al estrés, como las catecolaminas, la epinefrina, la norepinefrina y la dopamina, pueden aumentar la susceptibilidad del cuerpo a las infecciones bacterianas.

Pero la realidad es que el estrés puede también ser algo positivo. De hecho sin él, la evolución sería imposible. Y esto se debe a que el estrés es una presión que se ejerce sobre un ser vivo o un material.

"Siempre piensas en el estrés como algo realmente malo, pero no lo es – explica Daniela Kaufer, profesora de biología integrativa en la Universidad de California, Berkeley, en un comunicado– . Cierta cantidad de estrés es buena para llevar al nivel óptimo de alerta, comportamiento y rendimiento cognitivo".

De hecho, un estudio realizado por Kauferh señala que el estrés agudo, de corta duración, no crónico, prepara al cerebro para mejorar su rendimiento.

La pregunta clave entonces es ¿cuándo se vuelve dañino demasiado estrés? Según declaraciones de Kauferh, "las personas varían mucho en la forma en que responden al estrés. El mismo factor estresante puede ser manejable para una persona y abrumador para otra, dependiendo en parte de la percepción".

"Las personas que se sienten resistentes y seguras de que pueden manejar el estrés tienen muchas menos probabilidades de sentirse abrumadas por él, y más probabilidades de tener una respuesta saludable, que las personas que piensan que el estrés es mal", añade.

"Otro factor es el control. Es mucho menos probable que el estrés sea dañino si las personas tienen cierto control sobre la situación. Un plazo ajustado es estresante pero manejable si tiene la capacidad de cumplirlo. Las experiencias tempranas de la vida también dan forma a cómo las personas responden al estrés. Si tiene mucho estrés en los primeros años de su vida, puede ser más vulnerable a los efectos nocivos del estrés", termina Kauferh.

Así, la exposición a largo plazo al estrés, puede conducir a problemas psiquiátricos graves. Sin embargo, los mecanismos precisos que sustentan la respuesta al estrés siguen siendo en gran parte esquivos. Los recientes avances en imágenes microscópicas han llevado al descubrimiento de un pequeño grupo de neuronas que controlan las respuestas inducidas por el estrés. Estas células podrían ser la clave para comprender el origen de los trastornos mentales relacionados con el estrés.

En un estudio publicado en Science Advances, investigadores de la Universidad de Osaka descubrieron un pequeño grupo de células cerebrales que controlan los comportamientos de ansiedad inducidos por el estrés. Cuando estas células se activaron usando tecnología quimiogenética (técnicas que recurren a las características genéticas de una persona para optimizar la Farmacoterapia), los ratones exhibieron comportamientos relacionados con la ansiedad, mientras que la desactivación de esas mismas células hizo que los ratones fueran más resistentes al estrés crónico.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores utilizaron modelos animales psicológicos bien establecidos de restricción y estrés por derrota social para mapear patrones de actividad celular en ratones que fueron expuestos al estrés y analizaron su cerebro. De las 22 regiones cerebrales estudiadas, el claustro se identificó como una región clave que diferenciaba los cerebros estresados de los no estresados.

"Nuestro enfoque combinado que utiliza el mapeo de activación cerebral y el aprendizaje automático – explican los autores en un comunicado – mostró que la activación del claustro sirve como un marcador confiable de exposición a situaciones estresantes. La inactivación de las neuronas del claustro que responden al estrés, puede servir como medida preventiva, al menos parcialmente, para la aparición de un comportamiento similar a la depresión y, además, para la susceptibilidad al estrés".

SEGURO QUE TE INTERESA:

¿Hay diferencias entre el cerebro de hombres y mujeres?

Publicidad