TecnoXplora » CienciaXplora

GALAXIA HENIZE 2-10

Descubren un agujero negro del que nacen estrellas nuevas

¿Sabías que no todos los agujeros negros son tan malos como pensábamos? El Observatorio de rayos X y el telescopio Hubble así lo han demostrado.

Estrellas que nacen en los vientos de agujeros negros supermasivos

agencias Estrellas que nacen en los vientos de agujeros negros supermasivos

Publicidad

Muchos de nosotros durante toda la vida hemos asociado los agujeros negros con algo malo, algo oscuro que arrasa con todo lo que se interpone en su camino. Sin embargo, hace poco, gracias al telescopio Hubble de la NASA, se ha descubierto que uno de los agujeros negros registrados y monitorizados que reside en la galaxia Henize 2-10, ubicada a 30 millones años luz de la Tierra en la constelación Pyxis o la Brújula, lo que hace en realidad es formar nuevas estrellas.

Esta galaxia es conocida como ESO 495-21 y LEDA 24171. Cuenta con un diámetro de 3000 años luz de longitud y en el interior de su centro existe un agujero negro muy especial y único.

¿Por qué se forman estrellas en este agujero negro?

Un equipo liderado por Amy Reines, de la Universidad de Montana, se ha estado preguntado cómo era posible que un agujero negro, formado por partículas extremadamente calientes que se encuentra en el núcleo de una galaxia forme estrellas. La respuesta que estos han dado tras recopilar y analizar todos los datos registrados por el Observatorio de rayos X de Chandra de la NASA y el telescopio Hubble, es que este agujero negro parece ser mucho más débil que los agujeros negros de otros cúmulos, y es esto lo que permite que se creen estrellas.

Según la NASA, un agujero negro es “un objeto astronómico con una fuerza gravitatoria tan fuerte que nada, ni siquiera la luz, puede escapar de él. La "superficie" de un agujero negro, denominada horizonte de eventos, define el límite donde la velocidad requerida para evadirlo excede la velocidad de la luz, que es el límite de velocidad en el cosmos. La materia y la radiación son atrapadas y no pueden salir.

Normalmente para que se genere un agujero negro hacen falta al menos 25 millones de masas solares, pero este agujero negro apenas cuenta con un millón de masas solares.

Pese a este acontecimiento tan espectacular, los autores de este estudio, Zachary Schutte y Amy E. Reinese, científicos del Xtreme Gravity Institute, del Departamento de Física de la Universidad de Montana, Bozeman, MT, Estados Unidos, afirman que este efecto no durará para siempre. “Llegará un momento en el que el agujero deje de actuar en favor de la creación de estrellas y cause un efecto contrario, sofocando el nacimiento de estrellas”.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Captada muy de cerca la espaguetización de una estrella devorada por un agujero negro

Publicidad