TecnoXplora » CienciaXplora

CALCULADORA DE LA HUELLA DE CARBONO

¿Cuánto contamina darte una ducha o comprar una banana? Así puedes calcularlo

Algunas acciones diarias implican contaminar mucho al medio ambiente. Así puedes hacer la media del dióxido de carbono que expulsas a la atmósfera según tus hábitos.

Tubo de escape, contaminación

Toa55 para iStock Tubo de escape, contaminación

Publicidad

Acciones tan comunes como ir en coche, comer un filete o comprarse un collar tienen efectos para el medio ambiente. Cada uno de estos productos lleva intrínseco un proceso de producción, un gasto de energía, de procesamiento... Todos esos pasos suman dióxido de carbono que es expulsado a la atmósfera y la contamina directamente.

Cocinar al horno durante una hora produce 400 gramos de CO2, según un informe de BBVA. Importar una banana o un aguacate significan 80 gramos de dióxido de carbono por cada pieza. Por otro lado, un kilogramo de carne roja, contando su producción y la contaminación derivada de la digestión de los animales expulsa cuatro kilogramos de dióxido a la atmósfera.

La tecnología también contamina

Aunque parece que no ocupe espacio, enviar un correo electrónico produce cuatro gramos de CO2. Ver la televisión durante un año, de media, produce 35 kilogramos de dióxido de carbono y, jugar a videojuegos, 20 kilogramos en el mismo tiempo.

Por otro lado, mantener la televisión y otros aparatos electrónicos en 'modo reposo' o 'stand-by', es decir, con el piloto rojo encendido, puede producir un exceso de dióxido de carbono de 15 kilos al año.

La contaminación según el medio de transporte

En el terreno de los viajes y desplazamientos, el consumo es bastante distinto dependiendo del medio de transporte escogido. Por ejemplo, recorrer un kilómetro en coche significa 121 gramos de dióxido de carbono. No obstante, esta contaminación variará dependiendo de la potencia del vehículo, así como la velocidad a la que se conduce, el tipo de gasolina...

En el caso del autobús, recorrer un kilómetro en este medio de transporte expulsa a la atmósfera una media de 40 gramos de dióxido de carbono. Si el trayecto se realiza en tren, cada kilómetro supondrá 23 gramos de contaminación.

Sin embargo, el medio de transporte que más contamina es el avión. Por ejemplo, por cada kilo de combustible que consume un aparato así, se producen tres kilogramos de CO2 que son expulsados a la atmósfera.

Otras actividades que también contaminan

¿Alguna vez habías pensado que dormir fuera de casa supondría contaminar? Pues según el estudio de BBVA, dormir una noche en un hotel puede suponer la liberación de tres kilogramos de CO2 a la atmósfera.

Por otra parte, una ducha de cinco minutos puede producir entre 90 y 500 gramos de dióxido de carbono. Si se realizara esta acción durante todos los días del año, la contaminación supondría una media de 109 kilos de CO2 por cada habitante.

Por último, adquirir unos pantalones vaqueros no fabricados en España, es decir, importados, supondría unos seis kilogramos de dióxido de carbono. Mientras, la extracción y el fundido de los materiales que se necesitan para crear un collar supondrían 400 gramos de CO2.

Cómo calcular tu huella de carbono

La Cátedra de Ética Ambiental de la Universidad de Alcalá ha creado una calculadora virtual de la huella de carbono. Con esta herramienta, que solicita al usuario datos muy específicos, como la edad, el consumo anual de gas natural o los kilogramos que consumes a la semana de distintos alimentos, es posible realizar un cálculo estimado bastante aproximado.

Además, con los datos que se facilitan a la Universidad es posible actualizar el consumo medio por cohortes o grupos de edad.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Qué es el consumo fantasma de electricidad y cuánto nos podemos ahorrar al año evitándolo

Publicidad