¿Y si estamos solos porque hemos llegado demasiado pronto? Esta es la teoría propuesta por un grupo de astrónomos, que aseguran en un reciente estudio que la Tierra es uno de los primeros mundos habitables del universo. El grupo de pioneros al que pertenecemos constituye tan solo el 8% del total de planetas aptos para la vida que se estima habrá en el cosmos.

Los expertos, investigadores del Space Telescope Science Institute en Estados Unidos, se han basado en los datos recogidos por el telescopio espacial Hubble de la NASA y el observatorio espacial Kepler.

Según sus observaciones, hace unos 10.000 millones de años –el Sol nació hace 4.650 millones− las estrellas se formaban a una tasa relativamente alta, pero la cantidad de hidrógeno y helio gastada es ínfima comparada con lo que queda.

Actualmente, la velocidad a la que surgen nuevos astros y planetas es menor, pero hay suficiente gas y polvo para seguir horneando cuerpos planetarios durante miles de millones de años. Se estima que existen alrededor de 1.000 millones de mundos semejantes a la Tierra solo en la Vía Láctea: todavía falta por llegar el 92% de la familia de planetas habitables.

“Esto significa que existen un 92% de posibilidades de que no seamos la única civilización que habitará el universo”, ha asegurado Peter Behroozi, uno de los autores del trabajo.