La Agencia Espacial Europea (ESA, en sus siglas en inglés) lanza la misión Gaia, un satélite que medirá las distancias y movimientos de mil millones de estrellas de la Vía Láctea con una precisión "histórica". El lanzamiento se ha producido desde la base espacial europea en Kourou (Guayana francesa).

Este ha sido último lanzamiento del año de ESA, que afronta la misión de crear un mapa 3D y en alta definición de la Vía Láctea, y que cuenta con una participación "muy activa" de España, según ha informado la agencia espacial.

Según ha indicado el portavoz de la agencia espacial, Javier Ventura-Traveset, el satélite generará un mapa tridimensional de la Vía Láctea con un nivel de detalle sin precedentes, estudiando la posición y el movimiento de mil millones de estrellas.

Además, el satélite evaluará las propiedades físicas vitales de cada estrella, incluyendo la temperatura, la luminosidad y la composición. El censo resultante permitirá a los astrónomos determinar el origen y la evolución de la galaxia.

Atrás quedan casi 20 años de preparativos y por delante se encuentra el ambicioso objetivo de descubrir más de 1.000 millones de estrellas y centenares de miles de objetos en el sistema solar. Gaia se va a situar a un millón y medio de kilómetros en dirección opuesta al sol y tardará en torno a 30 días en llegar a su destino final. Contiene en su interior dos telescopios con seis espejos cada uno.

La joya del satélite es el plano focal. Con casi mil millones de píxeles se convierte en la mayor cámara en el espacio jamás construida. El parasol que lo protege es de fabricación española, nuestro país contribuye en el 10% de la misión. 

En el proyecto han trabajado nueve empresas, universidades y más de un centenar de científicos. Se espera que la misión Gaia se convierta en una referencia para el mundo de la astronomía, se trata del proyecto más importante de la década de la Agencia Espacial Europea.