Así se convirtió Venus en el planeta más cálido del sistema solar

Así se convirtió Venus en el planeta más cálido del sistema solar

¿Puede la Tierra convertirse en un infierno con temperaturas de hasta 460º C como las de Venus?

Asociamos una mayor temperatura a los cuerpos que más cerca se sitúan del Sol, pero esta norma no siempre se cumple. ¿Puede la Tierra seguir los pasos del planeta más cálido del sistema solar? Bienvenidos al infierno de Venus, un planeta cuyo efecto invernadero logra que se alcancen los 460º C de temperatura.

Representación artística de un volcán activo en Venus
Representación artística de un volcán activo en Venus | ESA/AOE

Antonio Pérez Verde | @aperezverde | Madrid | 12/03/2019

Ante la pregunta que plantea el título, Mercurio parece ser la respuesta más lógica. Sus 58 millones de kilómetros de distancia al Sol lo convierten en el planeta más cercano a nuestra estrella. Sin embargo, Mercurio no es la respuesta correcta.

En contra de la lógica, el planeta más cálido del sistema solar es Venus a pesar de estar situado a 108 millones de kilómetros del Sol. Sus temperaturas llegan a alcanzar valores de unos 460º C frente a los 350º C que se han medido en Mercurio.

Mercurio no es el planeta más cálido, pese a estar más cerca del Sol

El principal motivo que hace que Venus sea más cálido que Mercurio es la presencia de atmósfera, y más concretamente la presencia de una atmósfera rica en gases de efecto invernadero. Por otro lado, la ausencia de atmósfera en Mercurio hace que su temperatura en el hemisferio nocturno baje hasta los -170º C.

También yendo contra la lógica, la temperatura mínima bajo la atmósfera de Venus no se produce en su lado nocturno, ya que su gran efecto invernadero hace que apenas haya variación térmica del día a la noche. La temperatura en Venus tan sólo se atenúa con la altura.

El frío en Venus alcanza los 380º C

Por lo tanto para conocer el valor mínimo en superficie debemos e irnos a su punto más alto y, por lo tanto, su punto más frío. Ese punto es Maxwell Montes, a 11 Km de altura sobre el nivel superficial medio de Venus. Allí la temperatura se reduce a valores de 380º C.

Existen estudios que sugieren que hace algunos millones de años, la atmósfera de Venus era mucho más parecida a la nuestra, incluso que pudo haber grandes cantidades de agua líquida.

¿Qué ocurrió en Venus para que se transformase en lo que es ahora?

Todo apunta a que una evaporación masiva de los antiguos océanos de Venus. Según otro estudio, la rápida fotodisociación del vapor de agua seguida por el escape de hidrógeno al espacio, además de una más que probable gran actividad volcánica provocó un aumento de la concentración de gases de efecto invernadero lo que propició el aumento de las temperaturas hasta llegar a los valores actuales, además de un considerable aumento de la presión atmosférica.

¿Podría ocurrir algo así en la Tierra?

Desde luego, la composición y tamaño de Venus son muy similares a los de la Tierra y pudieron tener pasados muy similares. Si la cantidad de gases de efecto invernadero en la Tierra sigue en aumento, la temperatura aumentaría en cierta medida.

Y si aumenta la tasa de evaporación de agua, los gases en la atmósfera podrían del mismo modo que la temperatura. A largo plazo podría tener graves consecuencias para la vida en nuestro planeta.

Lo que sabemos a día de hoy es que Venus, aquella diosa romana del amor y la belleza está lejos de ser un paraíso. Más bien se trata de un auténtico infierno, un lugar inhóspito para la vida tal y como la conocemos.

¿Quién sabe si ése es también el destino de nuestro planeta?

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.