Una nueva investigación comandada por el Departamento de Geología y Geofísica de la Universidad de Hawaii (Estados Unidos) ha confirmado lo que ya se barruntaba. “Hemos encontrado evidencias directas y definitivas de agua congelada en las regiones polares de la Luna”, afirman en el inicio de la publicación del estudio. “La distribución y la abundancia de hielo en la Luna son distintos de los encontrados en otros lugares del Sistema Solar como Mercurio o Ceres. (…) Estos depósitos de hielo podrían ser utilizados como una fuente de recursos ‘in situ’ en futuras exploraciones a la Luna”, explican.

Así que, con estas afirmaciones tan contundentes, hemos preguntado a nuestro experto en astronomía, Antonio Pérez Verde, para aclarar algunas cuestiones que podían quedar en el tintero.

¿Este hallazgo podría hacer viable la vida humana en nuestro satélite?

La vida humana sería inviable ya que estas aguas congeladas se encuentran en el fondo de profundos cráteres a los que nunca llega la luz. Ahí hay muy bajas temperaturas (inferiores a -150º C), no hay luz solar y no hay atmósfera, por lo que sería muy complicado establecer colonias humanas. Otra cosa es ir allí puntualmente a explorar. Sería muy costoso, pero posible.

¿Qué implica que exista agua en la Luna?

Ya sabemos dónde buscar agua y, por lo tanto, dónde establecer una colonia en algún lugar cercano que sea menos hostil para la vida. Porque, indudablemente, si queremos establecernos en la Luna el agua va a ser fundamental, y si la tenemos cerca se ahorrarán muchos recursos al no tener que llevarla de nuestro planeta.

¿Podría existir vida, aunque estuviera congelada, en la Luna?

De haberla no sería vida tal y como la conocemos, ya que esta se rige por tres características: agua líquida, energía y una serie de elementos químicos fundamentales (carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, fósforo y azufre).

Allí no hay agua líquida, no parece que haya demasiada energía (no hay luz y geológicamente parece que la Luna es un cuerpo inerte) y, en cuanto a la química, es complicado que se den todos los elementos básicos. Por lo tanto, si hubiese formas de vida no estoy seguro de que fuéramos capaces de identificarlas, porque se saldrían de nuestros márgenes de conocimiento.