TecnoXplora » CienciaXplora » Astronomía

BUSCA LA NAVE PERFECTA PARA VIAJAR AL PLANETA ROJO

La NASA enviará un platillo volante a Marte

La agencia espacial estadounidense busca la nave perfecta para colonizar Marte. El objetivo es superar las complicaciones del aterrizaje del rover Curiosity. Así, la NASA optará por un platillo volante para enviar material y astronautas al territorio marciano en las futuras misiones.

LDSD o platillo volante de la NASA

NASA/JPL-Caltech La NASA busca la nave perfecta para viajar a Marte

Publicidad

Cuando el robot Curiosity descendió en suelo marciano, culminó aquellos siete minutos de terror que tanto preocuparon a la NASA. Entonces, la agencia espacial estadounidense entendió que necesitaría un nuevo sistema de aterrizaje para colonizar el Planeta Rojo, si quería llevar allí material pesado, nuevos robots o incluso los primeros astronautas.

Cualquier nave mayor al Curiosity debería tener una nueva tecnología que se adaptara a las condiciones de la atmosfera de Marte. No valía ni un descenso controlado por los cohetes de una nave o la salvaguarda de un paracaídas. Necesitaba otra alternativa.

Así que ha optado por un platillo volante y lo ha denominado Desacelerador Supersónico de Baja Densidad (LDSD, en sus siglas en inglés). El LDSD lo probará en el Océano Pacífico, en la isla de Kauai, en Hawaii, a principios de junio.

El platillo volante combina dos estructuras similares a dos globos, que se inflan a los lados de la estructura principal hasta lograr un descenso menos vertiginoso. Cuando la nave logre disminuir la velocidad de caída, además, se desplegará un paracaídas supersónico, que permitirá que una grúa logre, finalmente, posar la nave en suelo marciano.

Hay que recordar que el sistema de aterrizaje en Marte era hasta ahora el mismo que utilizó Curiosity. El rover entró en la atmósfera marciana a una velocidad de 21.000 kilómetros por hora, velocidad que se redujo por la fricción hasta los 1.400 kilómetros a la hora, momento en que se desplegó el paracaídas y luego una grúa situó al robot sobre la superficie del Planeta Rojo.

Ahora, un platillo volante (desacelerador) será la opción que baraja la NASA para las futuras naves que releven a Curiosity y transporten a los primeros humanos a Marte.

“Viajando a 3,5 veces la velocidad del sonido, el desacelerador o platillo se inflará, frenando el vehículo en el descenso hasta que el paracaídas ayude a posar la nave en la superficie del Océano Pacífico”, informa la NASA en un comunicado para explicar cómo funcionará LDSD en las primeras pruebas cerca de Hawái.

Cuando se menciona las siglas de un objeto volante no identificado (OVNI), siempre rememoramos alguna teleserie en blanco y negro, película de ciencia ficción o programa esotérico. Las páginas de la prensa amarilla están tiznadas de posibles avistamientos y teorías rocambolescas sobre la vida extraterrestre.

Sin embargo, ya podemos afirmar con certeza que el OVNI que, posiblemente, aterrice en Marte será enviado por nosotros, los seres humanos.

Publicidad