ESTE NUEVO MUNDO ESTARÍA TAMBIÉN ORBITANDO EL SOL

ESTE NUEVO MUNDO ESTARÍA TAMBIÉN ORBITANDO EL SOL

Hallan nuevas evidencias que apoyan la existencia del Planeta Nueve

El objeto 2015 BP519 puede tener la clave para demostrar la existencia del Planeta Nueve, ya que su órbita extremadamente inclinada podría ser explicada por la existencia de un planeta que responde a las características de este noveno planeta.

Recreación virtual del conocido como 'Planeta Nueve'
Recreación virtual del conocido como 'Planeta Nueve' | NASA

Antonio Pérez Verde | @aperezverde | Madrid | 23/05/2018

¿Recuerdas el Planeta Nueve? Las primeras evidencias de la existencia de este nuevo planeta salieron a la luz a principios de 2016 de la mano de Konstantin Batygin y Michael Brown y llegaron en forma de perturbaciones orbitales en objetos transneptunianos (TNOs); es decir, objetos cuyas órbitas están más allá de la de Neptuno.

La presencia de estas anomalías eran explicadas por un objeto cuyo tamaño sería de unas 5-10 veces la masa de la Tierra y que estaría orbitando el Sol a una distancia a partir de 200 unidades astronómicas. Pero en cuanto a la observación del planeta propiamente dicho, ni rastro.

Luego, el debate se centró en averiguar si este posible planeta se trataba de un exoplaneta atrapado por nuestra estrella o su formación se produjo en nuestro sistema solar. Sea cual sea su origen, grandes telescopios repartidos por todo el mundo están escrutando la zona del cielo donde los modelos predicen que debe estar el planeta. Y ni rastro.

Ahora, un equipo de científicos encabezado por Juliette Becker de la Universidad de Michigan (Estados Unidos) ha publicado un artículo donde muestra el extraño comportamiento de un objeto transneptuniano llamado 2015 BP519, un objeto que apunta a ser un nuevo planeta enano, como Plutón o Ceres. Con respecto a este nuevo objeto destaca la inclinación de su órbita. Es de 54 grados y esta desviación no se ajusta al modelo típico de nuestro sistema solar.

Representación de la posible órbita del Planeta Nueve junto a la de otros TNO ya confirmados | R. Hurt/JPL-Caltech

De hecho, desde 2014 se lleva analizando a 2015 BP519 para intentar explicar el porqué de su posición y su órbita. Este ETNO (TNO Extremo) no se comporta como debería de acuerdo a los modelos de un sistema solar con ocho planetas.

Sin embargo, al incluir el supuesto Planeta Nueve en estos modelos, se ciñe a lo observado, y además, la órbita de 2015 BP519 se ajusta a la realidad si la masa del Planeta Nueve es de 10 veces la masa de la Tierra, algo acorde a las conclusiones de Batygin y Brown.

No obstante, además de la existencia del supuesto Planeta Nueve, una explicación alternativa al comportamiento de 2015 BP519 prescinde de la existencia de este supuesto noveno planeta y es la que supone que el transneptuniano se formase mucho más cerca del Sol y que "algo" que los científicos no han sido capaces de modelar todavía le hubiese proporcionado un empujón gravitatorio que lo alejase de su posición inicial.

Mientras que ese "algo" no quede definido, la explicación que incluye al Planeta Nueve como causa es la que tiene más fuerza, y por eso las esperanzas de encontrarlo son ahora mayores.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.