TecnoXplora » CienciaXplora » Astronomía

EN LA LUNA TAMBIEN LOS HAY

Así se ven los eclipses desde la Luna

En la Luna, al igual que en la Tierra, también hay eclipses. Son muy diferentes si los comparamos con los de la Tierra, pero igual de espectaculares.

Recreación de un eclipse total de Tierra visto desde la Luna

NASA Scientific Visualization Studio Recreación de un eclipse total de Tierra visto desde la Luna

Publicidad

Hace unos meses hablábamos de cómo se ve la Tierra desde la Luna. Esta vez iremos un poco más allá para contar cómo se verían desde nuestro satélite lo que nosotros apreciamos desde la Tierra como eclipses de Sol y de Luna.

Empecemos por los de Luna. En estos eclipses se produce la alineación Sol-Tierra-Luna, y lo que nosotros apreciamos es cómo el cono de sombra proyectado por la Tierra va ocultando paulatinamente la Luna tiñéndola de un color rojo mortecino. Desde nuestra posición, estos eclipses son visibles en medio planeta, el que coincide con el hemisferio nocturno.

Desde la Luna veríamos cómo el Sol se va ocultando tras la Tierra hasta convertirse en un "eclipse total de Tierra". Deben saber que el tamaño aparente de la Tierra desde la Luna es más grande que el del Sol, por lo que la totalidad no duraría unos 5-6 minutos como en un eclipse total de Sol visto desde la Tierra, sino que duraría sobre una hora y cuarto. Eso sí, alrededor de la Tierra se vería un gran halo rojo que iluminaria la superficie lunar.

Los eclipses de Sol

En cuanto a los de Sol, estos eclipses se producen cuando se alinean Sol-Tierra-Luna, y en la Tierra vemos cómo la Luna va ocultando poco a poco el Sol. Curiosamente, los tamaños aparentes de la Luna y el Sol son similares por lo que, exceptuando los eclipses anulares de Sol, la Luna queda 'encajada' delante del Sol.

Desde la Luna, una 'Tierra Llena' dominaría en el cielo. Nuestro planeta se iría introduciendo en el cono de sombra que ofrece nuestro satélite. En un eclipse total de Sol visto desde la Tierra, la totalidad sólo se aprecia en un círculo de unos 100 kilómetros de diámetro, pero desde la Luna el cono de sombra se apreciaría en forma de punto negro sobre la superficie de la Tierra, que irá difuminándose poco a poco, lo que se corresponde con la zona donde el eclipse es parcial. Además, notaríamos cómo ese punto se va desplazando por la Tierra.

Así pues, cambiando la perspectiva podemos ver dos aspectos de una misma realidad. Sorprendente, ¿no?

Publicidad