UNA CARA LLENA DE CICATRICES

UNA CARA LLENA DE CICATRICES

Así impactan los meteoritos en la Luna

La Luna, al no tener atmósfera, recibe una gran cantidad de impactos de pequeños cuerpos que, si se producen en la zona no iluminada de la cara visible, podemos detectar desde la Tierra. Eso es lo que hace el proyecto MIDAS con el fin de caracterizar la cantidad de deshechos que existen en las proximidades de nuestro planeta.

Destello provocado por el impacto del 11 de septiembre de 2013
Destello provocado por el impacto del 11 de septiembre de 2013 | Destello provocado por el impacto del 11 de septiembre de 2013

Nuestro sistema solar, como todos, se formó a partir de una nube de gas y polvo. En esa nube, llamada protoplanetaria, se formaron además del Sol, elementos de distintos tamaños por medio de acreción de objetos más pequeños. De esa acreción surgieron los planetas rocosos, mientras que los planetas gaseosos lo hicieron a raíz de acumulaciones puntuales de gases hidrógeno y helio, que, como en el caso de Júpiter, no obtuvieron masa suficiente como para generar una estrella (y mejor así, porque de haberse generado no estaríamos por aquí)

Pero de todos los materiales que se generaron no todos formaron parte de planetas, satélites, cometas y asteroides, sino que algunos pasaron a integrarse en elementos mucho más pequeños: meteoroides y micrometeoroides, siendo estos de apenas unos centímetros de tamaño.

La Luna, al igual que la Tierra, recibe impactos a gran velocidad de manera continua por parte de estos pequeños objetos. De hecho nuestro planeta recibe diariamente alrededor de 100 toneladas de material procedente de estos pequeños cuerpos, lo que ocurre es que muchos se desintegran al entrar en la atmósfera y caen en forma de polvo, y si alguno logra tocar tierra, lo más probable es que caiga al mar (recordemos que más del 70% de la superficie de nuestro planeta está bañada por el agua).

En el caso de la Luna alcanzan la superficie a varios miles de kilómetros por hora ya que no hay atmósfera que frene su caída, por lo que son más fáciles de contabilizar. De hecho hay proyectos que se dedican a ello.

Tal es el caso del proyecto MIDAS (Moon Impacts Detection and Analysis System), encargado de registrar impactos en la Luna detectándolos gracias al brillo que produce un cuerpo al estrellarse contra la superficie. Con ello consiguen información adicional sobre la cantidad de materia interplanetaria que impacta con nuestro sistema Tierra-Luna.

La infraestructura necesaria para este proyecto ha sido proporcionada por la Fundación AstroHita y el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), pudiendo de esta forma analizar la zona no iluminada de la cara visible de la Luna gracias a cinco telescopios que trabajan de manera coordinada.

Tal vez el hallazgo más relevante de este proyecto, que no el único, se trate del impacto lunar sucedido el 11 de septiembre de 2013, publicando los resultados en el artículo científico 'A large lunar impact blast on 2013 september 11', pero si estais atentos a su web, pronto llegarán más noticias.

Antonio Pérez Verde | @aperezverde | Madrid | 05/08/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.