Hasta ahora habíamos conocido esta función que estaba disponible en la beta de la aplicación, aunque eso sí, de forma oculta, de tal manera que aunque estaba dentro del código de la aplicación, no se podía utilizar aún. Pero esta madrugada hemos conocido que por fin es posible poder vetar a determinados contactos para que no te puedan añadir a un grupo. Esta es una de las características de privacidad más esperadas por los usuarios, tanto de Android como de iOS, y a continuación os contamos cómo se puede activar fácilmente desde los ajustes de la propia aplicación.

Ya puedes vetar futuros añadidos a grupos. La opción está ya disponible en todos los dispositivos y versiones de la aplicación de mensajería. Pudiendo escoger entre contactos directos, todos los usuarios o aquellos que tu selecciones.

Seguramente alguna vez os hayáis visto involucrados de repente en algún grupo de WhatsApp al que no queríais pertenecer. Hasta hoy no era posible mostrar nuestro consentimiento o desaprobación a la hora de añadirnos a un grupo. Simplemente nos añadían, nos veíamos dentro del grupo, y si no estábamos de acuerdo directamente nos salíamos de él, viendo los demás integrantes de este que nos habíamos salido sin una razón aparente, dando pie a los dimes y diretes típicos de los grupos de WhatsApp sobre qué es lo que ha podido pasar.

 

Así que para evitar situaciones desagradables para todos, WhatsApp ha decidido cambiar algunos ajustes de privacidad de los grupos dentro de la aplicación. Para ello por un lado ha cambiado su directiva de privacidad, que podemos apreciar en su web oficial, y además ha introducido en la versión estable, esa que llevan todos los usuarios en sus móviles, estos cambios que nos permiten elegir quién nos añade o no a un grupo. Para poder activar esta función y elegir qué contactos no pueden añadirnos a grupos, creando una especie de lista negra, debemos hacer lo siguiente:

  • Entra en los ajustes de WhatsApp
  • Pulsa sobre “cuenta”
  • Selecciona “privacidad”
  • Pulsa sobre “grupos”
  • Ahora puedes seleccionar en una de las tres opciones, según tus intenciones

Tenemos la opción de permitir que todos los contactos nos puedan añadir a grupos, elegir que solo sean nuestros contactos los que nos agreguen a los grupos, para evitar imprevistos y entrar en grupos que no queremos. Y por último, podemos ser aún más selectivos. Porque podemos elegir que puedan añadirnos todos nuestros contactos, excepto determinados contactos que no podrán añadirnos automáticamente cuando ellos quieran. Al elegir a esos contactos les vetaremos la posibilidad de poder añadirnos a un grupo sin que lo sepamos.

 

Ya que antes tendrá que enviarnos una invitación a este grupo, y posteriormente siempre seremos nosotros los que tendremos la última palabra de si deberíamos o no formar parte de un grupo determinado. De esta manera la decisión queda en la persona a la que se pretende añadir al grupo, y no al revés. Así vamos a evitar muchos quebraderos de cabeza a la hora de vernos atrapados a algunos grupos simplemente por compromiso.