La tasa de ritmo cardiaco se ha convertido en una información al alcance de cualquiera gracias a las diferentes herramientas de las que disponemos para poder medirlo. Y ya no solo hablamos de las diferentes pulseras existentes en el mercado, que son capaces de medir el ritmo cardiaco con sus sensores, sino que es algo que podemos hacer también con nuestros móviles, tanto si se trata de un móvil Android como de un iPhone. Todo ello gracias a sendas apps de las que os vamos a dar detalles a continuación, lógicamente no podemos esperar la precisión de un equipo profesional, pero desde luego es más que efectiva.

Mide tu pulso con el teléfono

No es ni mucho menos algo novedoso, porque las primeras apps capaces de medir el ritmo cardiaco llegaron al mercado hace bastantes años, pero como es lógico, a lo largo de todo este tiempo se han ido mejorando los algoritmos para poder calcular este pulso, además de haber mejorado mucho la tecnología de las cámaras de fotos, lo que también redunda en unas lecturas más precisas de lo que podían ser hace unos años. Pues bien, todo lo que necesitas para poder medir el ritmo cardiaco es la cámara de fotos de tu móvil y una app como la que te traemos hoy tanto para Android como para iOS.

Heart Rate - Track Your Pulse | App Store

En el caso de los iPhone podemos instalarnos la app Heart Rate - Track Your Pulse que ha sido desarrollada precisamente para poder medir nuestro ritmo cardiaco con la mayor precisión posible. Lo único que tenemos que hacer para medir el pulso es colocar el dedo tapando la cámara y el flash del teléfono. Cuando se ponga en marcha el proceso para medir nuestro ritmo cardiaco el flash se encenderá, iluminando nuestro dedo, gracias a la cámara y la gran luminosidad de nuestro dedo con el flash la app podrá calcular cuál es el pulso que tenemos actualmente. En el caso de Android tenemos otra app que puedes descargar para tu móvil.

Pulsómetro Plus - Monitor de Ritmo Cardíaco | PVDApps

Esta se llama Pulsómetro Plus - Monitor de Ritmo Cardiaco, una app que nos permite conocer el pulso con el mismo principio de la app que hemos conocido para iOS. Aquí también debemos colocar el dedo sobre la cámara y el flash, para que la luz permita a la cámara en conjunción con el software reconocer cómo fluye la sangre por nuestras venas. Esta app para Android es algo más completa que la de iOS, y también nos permite hacer un seguimiento más amplio de nuestro ritmo cardiaco.

Ya que no solo podemos recopilar el pulso con la cámara del teléfono, sino que también puede añadir los datos recopilados por ejemplo por un wearable que integre un sensor dedicado para medir el pulso. Sea como fuere hay que tener en cuenta que este tipo de mediciones son solo orientativas. Y que si sospechamos que podemos tener alguna dolencia cardiaca, debemos acudir a ver a un especialista, ya que la información que nos puede dar la app está lejos de poder ser tomada como una fuente completamente fiable.