En estos tiempos que corren, los modos oscuros o noche se han convertido en una característica imprescindible para decenas de apps. Cada vez se apuesta más por estos modos, tanto en sistemas operativos móviles como de sobremesa. Porque se ha demostrado que su utilidad es mucha, y que además puede proteger la duración de la batería en los dispositivos móviles y sobre todo nuestra vista cuando hay poca luz alrededor del dispositivo. En este caso y curiosamente, Google Maps es de las aplicaciones que antes ha introducido un modo de este tipo. De hecho hace años que ya está disponible, pero si no lo has usado nunca, vas a comprobar que es muy sencillo conducir con este modo activado.

Así puedes activar este modo

La aplicación de mapas de Google heredó prácticamente desde el principio un modo que siempre ha sido bastante común en todo lo relacionado con el coche. Como es lógico, cuando conducimos por las noches lo mejor es que la luz que provenga de las pantallas del vehículo sean lo menos brillantes posible, ya que pueden deslumbrarnos e impedir que veamos bien la carretera. Por esa razón ya muchos GPS tradicionales de los que antes era normal llevar en el coche ya contaban con ese modo oscuro que Google Maps heredó casi de inmediato. Pues bien, este modo se puede activar y configurar para que funcione de manera automática.

El mono noche oscurece la interfaz | Google Maps

Para ello debemos entrar en los ajustes de Google Maps, desde los que podemos acceder a su vez a los ajustes de navegación, esos que se activan mientras estamos conduciendo y Google Maps nos va indicando. Pues bien, una vez dentro de ellos vemos una sección llamada ?visualización de mapa? que es desde donde podemos elegir qué modo de visualización vamos a elegir. Hay dos modos, el de día que es el que muestra toda la interfaz de Google Maps de color blanco, y el modo noche que oscurece toda la interfaz para que no nos moleste si vamos conduciendo precisamente de noche.

Pues bien, cada uno se puede activar al pulsar su botón correspondiente. Pero podemos también seleccionar que se active de manera automática. Al hacerlo Google Maps calculará cuándo anochecerá en la ubicación en la que nos encontramos. Y en el momento de hacerlo se pondrá automáticamente la visualización nocturna, por lo que no tendremos que hacer nada, ya que si al día siguiente lo utilizamos, automáticamente volverá al modo estándar, por lo que no hay que preocuparse de nada en este modo. Como podéis comprobar se trata de una manera sencilla de contar con un modo de noche, que sobre todo nos va a ayudar a conducir de forma más segura de noche, por lo que en este aspecto solo ganamos seguridad conduciendo. Así que este es un modo imprescindible para poder utilizar Google Maps durante nuestros viajes nocturnos, algo que seguro os toca hacer durante estos días de julio o agosto. Como veis no puede ser más sencillo el activar este interesante y ya veterano modo de Google Maps.