"No me creo que sean los presupuestos de la recuperación, porque los datos no se corresponden con una afirmación de esa naturaleza", señala Fernández Toxo. "Es posible que abandonemos de la recesión, pero las cosas no hay que mirarlas sólo a partir del PIB, sino que hay que valorar en relación con el empleo".

A pesar de que el Gobierno haya anunciado que no no se van a subir los impuestos, Toxo cree que la razón es "porque se han subido ya, sobre todo los indirectos, que son los más injustos, hasta el 21%". Y va mas allá: "Aquí se han gravado cosas, como la cultura y cuestiones de primera necesidad, que no se ha hecho en otros países europeos".

Toxo cree que  en los impuestos, "aún queda recorrido en la lucha contra el fraude". Pero lo tiene claro: "Los que están defraudando a la hacienda pública son las grandes fortunas, que ocultan parte de su patrimonio al fisco, o las grandes empresas, que tributan menos de lo que debieran tributar".

"A veces se utilizan las palabras para confundir a la ciudadanía", según Toxo, quien afirma: "España es una economía intervenida, pero no rescatada". Para el líder de CCOO, "las exigencias laborales a países como Portugal o Grecia son idénticas a las de nuestra reforma laboral".

Sobre el futuro del empleo, Toxo es pesimista: "Este país puede seguir destruyendo empleo en 2014, desgraciadamente". Para el líder sindical, "en 2014 puede descender el número de personas desempleadas y no generarse empleo. Puede ocurrir que se marche mucha gente de nuestro país y llegue menos flujo de inmigrantes a nuestro país. La cifra no estará muy lejos de los 6 millones de parados, pero lo que no habrá es creación de empleo neto", afirma.

Ignacio Fernández Toxo ha alertado además del "truco" que utiliza el Gobierno para dedicar menor dinero a prestaciones por desempleo: "Cada vez hay menos gente que tiene derecho el cobro del desempleo, bien porque ha agotado el tiempo máximo, o porque se han endurecido las condiciones para acceder a los subsidios. De los más de 5 millones de personas registradas en el paro, 3,2 millones no reciben ningún tipo de prestación, un número que va creciendo cada año", ha destacado.