Durante la entrevista en Al Rojo Vivo, García Ferreras le ha mostrado a Pedro Sánchez las declaraciones en las que Pablo Iglesias hablaba de "las presiones" que estaba recibiendo el PSOE por parte del IBEX 35, el tejido empresarial y el sector económico.

"El domingo alguien tuvo que hablar con Sánchez y decirle 'tú rompe la negociación, que eso va a servir para que tengas un gobierno de partido único'", dijo el líder de Podemos. Unas declaraciones que el presidente en funciones ha desmentido, asegurando que "la única presión" que tiene es la de sus "convicciones".

"Yo tengo que defender el interés de nuestro país y un gobierno de izquierda que tiene que afrontar cuestiones muy importantes y todo esto está parado por Unidas Podemos y por una derecha", ha señalado Pedro Sánchez, haciendo referencia a la acusación de Iglesias.

Además, ha apuntado que él "siempre he defendido un gobierno del PSOE, con apoyo de Unidas Podemos, que no dependa de fuerzas independentistas" porque , dice, no pueden "dejar la investidura en manos de partidos que no tienen un interés común".

Y de cara a la celebración de la investidura, Pedro Sánchez ha hecho un llamamiento a Podemos, preguntándose si "va a volver a decir que no con la ultraderecha, PP y Ciudadanos".

¿Puede Pablo Iglesias entrar en el Gobierno?

Antes de hablar sobre estas supuestas presiones que el IBEX 35, las empresas y el tejido económico ejercen sobre el PSOE, Pedro Sánchez ha dejado claro que "el principal escollo para que haya un acuerdo entre el PSOE y Podemos es la participación de Pablo Iglesias en el Gobierno".

El presidente en funciones considera que hay motivos por los que el líder de Podemos no puede estar presente. En este sentido, ha destacado las diferencias políticas en asuntos como la cuestión catalana; y las razones funcionales, por las que no pueden "garantizar una responsabilidad" en la toma de "decisiones".

Se mantiene la oferta de incorporar miembros de Podemos

Pedro Sánchez también ha explicado que desde el PSOE han hecho varios movimientos para alcanzar un acuerdo con Unidas Podemos. En un principio, se propusieron un gobierno en solitario con la formación morada fuera, pero finalmente, y tras varias ofertas, propusieron que "personas cualificadas de Podemos entraran en el gobierno".

Sin embargo, Pablo Iglesias negó la mayor en su entrevista con Antonio García Ferreras, asegurando que no habían recibido de manera oficial esta proposición y negando que el PSOE le hubiera vetado.