En la localidad madrileña de Alcalá de Henares unos vecinos alertaron al Ayuntamiento y los bomberos de un enorme panal de abejas que estaba en la copa de un árbol. Las autoridades llamaron a un apicultor para retirar el panal, pero su sorpresa, asegura, fue máxima cuando se dio cuenta de que en ese panal, con 5.000 abejas, no estaba la abeja reina.

El apicultor siguió el rastro del vuelo de estos insectos hasta que le llevaron al tercer piso de un edificio del barrio de Reyes Católicos. Una vez allí midió la temperatura de la pared, que era muy superior, y fue entonces cuando descubrieron que el enorme panal estaba entre la pared de pladur y el ladrillo, según publica el medio La Luna de Alcalá.

Abrieron un agujero para aspirar a las abejas y devolverlas a su hábitat natural, en total sacaron 25.000 ejemplares que, por el color de la cera, el experto calcula que llevaban construyendo el enjambre alrededor de dos años.

Encuentran 25.000 abejas en Alcalá de Henares | La Luna de Alcalá