Cristina y su marido llevan más de un mes tratando de conseguir que el consulado de Kiev conceda un pasaporte a su hija Carmen para poder volver a España: su bebé nació a través de la gestación subrogada. "Ha dejado de darnos cita para recibirnos en el Consulado, ya no es que no registre a los niños es que tampoco los deniega y estamos en una situación complicada", explica.

Cristina cuenta que ha enviado toda la documentación que hasta entonces se les solicitaba a las familias que iniciaban este proceso que sí es legal en Ucrania y que incluso se les daba la opción de aportar una prueba de ADN para agilizar los trámites. "En el Consulado se tomaba una muestra y se enviaba a un laboratorio español para proceder a la certificación", apunta.

Ahora, dicen, no se les atiende y se sienten atrapados. Como ellos, hay otras 30 familias en esta situación y no saben cuánto tiempo más podrán resistir. Algunos han conseguido cita pero para finales de octubre y desde el Ministerio de Exteriores no aclaran a qué se deben estos aplazamientos, pero aseguran que analizarán caso a caso y se les dará protección consular.