Miguel, un vecino del barrio madrileño de Getafe, ha derrotado hacienda en una batalla judicial que comenzó a mediados de 2017. ¿El motivo? La Agencia Tributaria le había multado con 8.361 euros (más intereses legales) por consumir poca luz.

Consideraban que, al no gastar apenas energía, no era su vivienda fija y que por lo tanto no podía hacerse deducciones por vivienda habitual en su declaración de la renta y pese a que presentó hasta 1.500 folios, Hacienda nunca lo consideró válido.

Tras varios años entre juzgado y juzgado, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha dado la razón a Miguel ya que se ha demostrado que vive ahí todo el año y la razón por la que apenas consume luz es porque, debido a su trabajo, tiene que viajar mucho.

Ahora, Hacienda tendrá que devolver a este vecino de Getafe todas las deducciones reclamadas.