El Ministerio de Sanidad propone vacunar a las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia con vacunas de ARN mensajero -como son las desarrolladas por Pfizer y Moderna- "cuando les corresponda según el grupo de priorización al que pertenezcan".

Así lo recoge la última actualización de la estrategia de vacunación frente al COVID-19 en España, consensuada entre el departamento que dirige Carolina Darias y las comunidades autónomas.

Dicho documento apunta que, aunque los ensayos clínicos de las vacunas frente al coronavirus no incluyeron embarazadas, los datos disponibles, principalmente de su uso en Estados Unidos, "no indican ningún efecto adverso sobre el embarazo". Asimismo, cita un estudio estadounidense con 36.591 embarazadas vacunadas con dosis de ARN mensajero que "no encontró señales de seguridad".

Por otra parte, la estrategia se refiere a una recomendación del Comité de Vacunación del Reino Unido de ofrecer las vacunas contra el coronavirus a las mujeres gestantes al mismo tiempo que al resto de la población, según su edad y riesgo clínico.

Dicho comité británico, apunta el documento, recomienda a su vez que se les vacune preferiblemente con Pfizer o Moderna, dado que estas vacunas "se han estudiado más en embarazadas", aunque señala que ese país recomienda completar la pauta de vacunación también para las que recibieron una primera dosis de AstraZeneca.

El documento del Consejo Interterritorial asimismo recoge que algunos países europeos como Bélgica también recomiendan el uso de vacunas de ARN mensajero para la vacunación de mujeres en periodo de gestación, de lactancia o que deseen quedarse embarazadas.

Por todo ello, concluye con la propuesta de vacunar a las embarazadas y madres en periodo de lactancia con este tipo vacunas, cuando les corresponda. Además, recuerda que no se ha detectado un mayor riesgo de COVID-19 grave por estar embarazada, más allá de las condiciones de riesgo que pueda presentar la persona.

Vacunación de menores

Por otra parte, el citado documento propone que, una vez la Agencia Europea del Medicamento (EMA) autorice el uso de Pfizer en menores de entre 12 y 15 años, se vacune aquellos a partir de los 12 años "con condiciones de muy alto riesgo", "en situación de gran dependencia" o "en centros de personas con discapacidad intelectual, centros tutelados y centros de educación especial".

"El resto de adolescentes y preadolescentes no se priorizarán en este momento", agrega el documento, que recoge que otros grupos de mayor edad tienen un mayor riesgo de hospitalización, ingreso en UCI y muerte por COVID-19.