El líder de Más País, Íñigo Errejón, ha defendido este viernes la candidatura de su compañera, Mónica García y, en un mensaje a Pablo Iglesias, sostiene que los hombres deberían ponerse a un lado en estas elecciones: "El feminismo nos ha enseñado que no siempre tenemos que ser los protagonistas. Así que hoy, esto: vamos Mónica García", ha escrito en su cuenta de Twitter.

Así, el diputado nacional reafirma la decisión adelantada por García este mismo viernes, en la que se reivindicaba como candidata de Más Madrid a la presidencia de la Comunidad. De este modo, rechaza la fórmula propuesta por Pablo Iglesias, que contemplaba una candidatura conjunta con una votación doble en las primarias que decidiera quién sería la cabeza de lista.

En este sentido, fuentes de Más País han afirmado a laSexta que preferían que el anuncio lo emitiera la propia Mónica García: "Hoy, Errejón tenía la habitual rueda de prensa de los martes en el Congreso de los Diputados, pero ha optado por cancelarla. Si Íñigo sale en rueda de prensa es bastante probable que acaben poniendo imágenes que remitan al culebrón 'Errejón-Iglesias'. Y no se trata de eso", expresan.

"Esto no va de dos señores. Basta ya de explicarle a las mujeres o considerarlas "mujeres de". Nosotros no hacemos las cosas así: hay una dirección de Madrid y una portavoz que merecen respeto. El feminismo nos ha enseñado que a veces lo mejor es callarse y no ser el protagonista", insisten estas fuentes, en una clara alusión al mensaje que ha mandado el líder en su cuenta de Twitter.

 

El mensaje de Mónica García

"Las mujeres hemos demostrado con creces que sabemos frenar a la ultraderecha sin que nadie nos tutele. No podemos sumar a la frivolidad de Ayuso más espectáculo y más testosterona", señalaba la candidata en un vídeo publicado en Twitter.

Con este rotundo mensaje, en el que defiende que la política española "no es una serie de Netflix", la candidata se ha reivindicado y lanzado su propuesta para cambiar el Gobierno actual de la Comunidad de Madrid, hasta ahora ostentado por la popular Isabel Díaz Ayuso: "Me llamo Mónica García, tengo 47 años, médica de la sanidad pública y quiero ser presidenta de la Comunidad de Madrid. Quiero presentarme a las elecciones y ser la próxima presidenta de la Comunidad de Madrid. Me apetece, tengo buenas ideas y mucho trabajo a la espalda", apunta la candidata.

Garzón responde: "Esta decisión es un error"

Uno de los primeros miembros del Gobierno en reaccionar a este viraje de Más País ha sido el actual ministro de Consumo y líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, que se ha mostrado especialmente duro con la decisión de sus rivales a ir por libre: "Esta decisión es un error notable. La unidad no es la respuesta a todo, pero es un estímulo que permite hacer las cosas diferentes a 2019: entonces gobernó Ayuso", escribe en su cuenta de Twitter.

Según Garzón, "esta nueva ocasión requería unidad y humildad", aun así, recalca sus buenos deseos para García: "Dicho esto, mucha suerte a quienes han pensado y decidido lo contrario", concluye.

 

También ha mostrado su apoyo a Mónica Rodríguez el diputado de Compromís, Joan Baldoví, que se muestra favorable a la candidatura de la diputada madrileña que por la del actual vicepresidente segundo del Gobierno: "Si hay alguien que merece ser presidenta de Madrid es Mónica García. Si hay alguien que ha hecho una verdadera oposición a Ayuso ha sido ella. La fuerza de las cosas pequeñas, pero importantes de cada día. Superado el 5%, 1+1+1 SÍ que van a sumar", expresa.

Pablo Iglesias, dispuesto a ser segundo, pero Más País lo rechaza

Este lunes, el secretario general de Unidas Podemos confirmaba en el programa El Intermedio que estaba dispuesto a no ser cabeza de lista para las elecciones de la Comunidad de Madrid si las formaciones de la izquierda madrileña se unían en una candidatura común, algo que previsiblemente no ocurrirá: "El nombre es lo de menos", aclaraba, no sin afirmar que era capaz de ganar las elecciones.

En esta línea, Iglesias esgrimía su voluntad de que Más País, con Mónica García al frente, se sumara al proyecto de Podemos e Izquierda Unida en la Comunidad de Madrid para las elecciones del 4 de mayo, una decisión que le ha llevado a abandonar el Gobierno nacional.

"Hagamos unas primarias y que los inscritos decidan la lista del primero al último, y si deciden que Mónica tiene que encabezar, yo encantado de ir en el puesto que me toque. Eso no puede ser una excusa para no construir esa unidad", proponía. Aunque la decisión final de la formación liderada por Errejón y, en Madrid, representada por García, finalmente rechaza de forma rotunda la posibilidad.