El Congreso de los Diputados aprobará este jueves una proposición no de ley para solicitar al Gobierno que se retiren las medallas concedidas a torturadores franquistas como 'Billy el Niño', Antonio González Pacheco, y a otros policías y funcionarios del franquismo. Lo hará después de que el PSOE y Unidas Podemos hayan acordado una enmienda transaccional con Ciudadanos.

Todo apuntaba que el debate parlamentario sería mero trámite hasta que unas palabras del diputado de Ciudadanos Guillermo Díaz han encendido al líder del Más País, Íñigo Errejón. Durante su intervención Díaz ha defendido que PSOE y Unidas Podemos siempre están "a vueltas con estos temas", sobre todo en un momento en el que hay problemas más graves como la crisis del coronavirus.

"Piensen ¿alguno en esta cámara ha sacado a su hijo muerto de entre los escombros de un bombardeo? ¿Alguno ha visto fusilar en plena calle a sus amigos o familiares? ¿Se han llevado ante sus ojos a su padre o a su hermano sabiendo que lo iban a matar? No", ha argumentado Díaz.

 

El argumento del diputado de la formación naranja no ha sentado nada bien a Errejón: "Había dudado si pedir intervenir en este punto o no y me alegro de haberlo pedido porque me estaría hirviendo la sangre después de las palabras del señor de Ciudadanos si no lo hubiera hecho", ha comenzado Errejón su intervención.

"¿Alguno de ustedes tiene un familiar que haya sufrido, que es que le haya pasado, que un bombardeo...? Sí, mi padre, señor de Ciudadanos. Tenía 23 años, lo detuvo Billy el Niño y lo torturó. Militaba en el PCI, que luego se convirtió en el PTE y usted no puede decir, ni el señor de Vox que esto es molestar a los españoles. ¿Mi padre no es español? ¿Es menos español que usted? Es tan español que luchó por la libertad de España y la sangró", ha señalado desde la tribuna de los oradores.

Un discurso que más tarde ha reconocido, le ha "salido del alma". El dirigente de Más País, ha criticado que desde Ciudadanos están dando "muchas piruetas" y ha señalado que "la cosa es muy sencilla: Vivimos en democracia, una democracia sólo honra a los demócratas. Y por tanto, un Gobierno democrático tiene que saldar esa deuda y garantizar que no se honra a quienes torturaban a los demócratas, tan sencillo como eso".

En su intervención también ha aprovechado para afear a PSOE y Unidas Podemos su decisión de abordar el tema a través de una proposición no de ley: "A mí me gustaría mucho más, señores del Gobierno, levantarme y leerlo en el BOE. Ustedes sacaron a Franco por decreto. Háganlo igual. La mayoría existe. Háganlo. No nos traigan una proposición no de Ley para instar a su propio Gobierno a recomendar que hay que hacer... Hagánlo. Mañana mucho mejor que pasado mañana", ha concluido.