La defensa del PP está en contra del careo propuesto por el abogado del extesorero Luis Bárcenas con el expresidente de la formación y del Gobierno, Mariano Rajoy. El letrado, Jesús Santos, ha asegurado que la única finalidad de esta propuesta es "convertir este tribunal en un circo mediático" para desgastar al partido con el "escarnio".

Santos ha insistido en que este es el objetivo de llamar a testificar a expresidentes del Gobierno y exsecretarios generales de la formación es desgastar al PP. "Lo único que se pretende es el desgaste y el escarnio del adversario político al hacer desfilar a estas personas, a obtener el titular mediático de ese día y convertir este tribunal en un circo mediático".

Además, para el defensor la propuesta de Bárcenas de que testifiquen los periodistas Francisco Madero, Eduardo Inda y Ernesto Ekaizer abunda en mediatizar todo este proceso: "Nos proponen nada menos que la presencia de tres periodistas para que declaren sobre una presunta grabación -en la que el extesorero Álvaro Lapuerta, fallecido, reconocía los pagos ilegales-, que no sabemos dónde se encuentra ni en qué momento se va a aportar".

Por otro lado, Santos ha subrayado que "19 órganos jurisdiccionales" que han analizado declaraciones del extesorero no le han dado credibilidad. Así, ha recordado la sentencia del Tribunal Supremo sobre la primera época de la Gürtel, donde el tribunal sentenciador asegura que Bárcenas cambia de criterios y de versiones.

Pide retirar a acusaciones particulares

El abogado del PP, que acude como responsable civil subsidiario por un presunto fraude en el Impuesto de Sociedades del 2007, ha insistido durante la apertura del juicio, que dirime las cuestiones previas, en expulsar a las acusaciones particulares que representan a partidos políticos. Así, ha querido destacar que Izquierda Unida y los socialistas valencianos están personados en la causa con una "finalidad espuria". "Lo vamos a poder ver y visualizar si analizamos sus escritos de acusación, las penas desorbitadas", ha ejemplificado Santos.

Así, ha señalado que uno de los letrados que ha defendido los intereses de la coalición de izquierdas es Enrique Santiago, actualmente diputado en el Congreso por Unidas Podemos.

"Con este escenario y naturaleza de las acusaciones populares, ¿cuál es su finalidad? El desgaste del adversario político, instrumentalizando el procedimiento penal como ya lo ha hecho en anteriores procedimientos penales", ha insistido.

Según el abogado, las acusaciones particulares no estarían cualificadas para acusar por delito fiscal al PP, en tanto que la doctrina del Tribunal Supremo establece que la defensa de los intereses del Estado la realizan la Fiscalía y la Abogacía del Estado, por lo que pide retirar los escritos presentados y, o aunar las acusaciones, o que presenten nuevos documentos.

Asimismo, ha solicitado que se declare nulo el decreto de apertura de juicio oral por errores de forma en el texto.

Bárcenas pide el careo para demostrar su credibilidad

La defensa de Luis Bárcenas ha solicitado la comparecencia de Mariano Rajoy en el juicio a la Caja B del PP y no descarta que se produzca un careo entre Rajoy y el extesorero popular.

"No me gusta generar circo, pero en coherencia procesal, habida cuenta del escrito -presentado la semana pasada ante la Fiscalía Anticorrupción, donde señalaba a Rajoy como conocedor de la Caja B-, resultaría ilógico que esta defensa no solicitase dicha testifical", ha asegurado Gustavo Galán, el defensor del principal acusado en el proceso, dando un giro en la estrategia de defensa, ya que antes no solicitaba ese testimonio.