A Juan Carlos Monedero, 'número tres' de Podemos, no le daba miedo el ministro de Hacienda: "¿Montoro me quieres meter miedo? No te tengo miedo, tengo mis cuentas muy muy en regla, tengo pagados todos mis impuestos, y aunque quieras asustarme aquí estamos, no me vas a dar miedo", decía el número 3 de Podemos.

Ya no temía pero porque se acababa de poner al día. En un comunicado reconoce que hizo una declaración complementaria del IRPF para incluir los 425.150 euros que de momento había declarado como sociedad, ahorrandose impuestos.

Todo era correcto, dice, pero ante las acusaciones Monedero prefirió pagar más. "Optó por elegir la opción que fuera más favorable para la Hacienda pública y hacer una declaración complementaria voluntaria sin que existiera ninguna notificación de Hacienda", reza el comunicado.

La notificación no exisitía porque los insperctores de Hacienda intentaron entregársela sin éxito hasta en tres ocasiones. Evitando la notificación se libra de sanciones. 

PP y PSOE atacan con duras comparaciones. "Monedero podría ser el Bárcenas de Podemos", afirma Antonio Hernando, portavoz del PSOE en el Congreso. El portavoz del PP, también Hernando, dice que "Monedero reconoce que ha defraudado a Hacienda y por lo tanto que es un defraudador fiscal".

Monedero se comprometió a hacer públicos los contratos y todavía no lo ha hecho.