La reforma laboral sigue generando tensiones en el seno de la coalición. Los socios de Gobierno siguen debatiendo al respecto y parecen no ponerse de acuerdo sobre si les separa un problema de metodología, liderazgo o del propio contenido de la futura nueva normativa laboral.

En Moncloa no han sentado bien las últimas declaraciones de la ministra de Trabajo, que ha señalado que no se trata de "la metodología", y aseguran que desde el principio Unidas Podemos "planteó esto como un problema de liderazgo". Por ello, dicen no entender por qué "una vez se lo han reconocido, están hablando de problemas con el contenido".

Según han indicado fuentes de Moncloa a laSexta, "lo que hay que preguntar a Yolanda Díaz es por qué la metodología de la Ley de la Vivienda no vale para la reforma laboral". También han recordado que, tanto Pedro Sánchez como Nadia Calviño e Isabel Rodríguez han dicho que no hay problemas respecto al contenido.

La propia Yolanda Díaz reconoció este martes que no han alcanzado todavía un acuerdo para derogar la reforma laboral impulsada durante el Gobierno de Mariano Rajoy. "Estamos debatiendo en el seno del Gobierno, todavía no hemos alcanzado un acuerdo, pero sí señalo que el debate que existe no es sobre metodología", apuntó al respecto.

Para la ministra de Trabajo y vicepresidenta segunda, "el debate no es metodológico" porque lo que interesa a los trabajadores es si van a "acabar con la precariedad y con la política de devaluación salarial que ha impuesto la reforma del PP o si los jóvenes van a trabajar en condiciones dignas".

"En cuanto salí del Consejo de Ministros insté a tener un debate sobre los contenidos de la reforma. Lo daba por cerrado, pero si hay que volver a abrirlo, se abre, y estoy segura de que seremos capaces de llegar a un punto de acuerdo", sentenció después de dejar claro que ella "nunca" se ha "levantado de una mesa".

Asimismo, el pasado lunes la ministra de Trabajo dijo en una entrevista en Al Rojo Vivo que "hay una parte del Gobierno que no quiere cumplir con lo que ya habíamos convenido". "Tiene que ver con los contenidos. Estamos reproduciendo lo que ya ha pasado con el Salario Mínimo Interprofesional", aseveró en este sentido.

Así las cosas, Díaz ha instado al Ejecutivo a "explicitar qué piensan sobre la prioridad del convenio de empresa, los convenios colectivos, la subcontratación, los mecanismos de flexibilidad interna, la temporalidad o los contratos de formación". "Es sorprendente que ahora muestren diferencias sobre el alcance de la reforma que hemos de practicar", ha añadido en declaraciones a EFE.

A pesar de estas discrepancias, los dos socios del Ejecutivo defienden que la coalición "goza de muy buena salud" y este debate "no es motivo de preocupación". Así lo han venido repitiendo en los últimos días y así lo ha manifestado la ministra de Transportes, que se acaba de pronunciar sobre ello en una entrevista en 'RNE'.

"No es motivo de preocupación. En el acuerdo de investidura y con la Unión Europea hay un compromiso de Pedro Sánchez para derogar la reforma laboral", ha señalado Raquel Sánchez antes de insistir en que "en un tema de este calado muchos ministerios tienen algo qué decir".