La incertidumbre por cómo se va a llevar la vuelta al cole el próximo curso escolar se mantiene y cada vez son más los centros que se resisten a abrir sus aulas porque consideran imposible garantizar la seguridad y las medidas para hacer frente al coronavirus.

Falta poco más de un mes para el arranque del nuevo curso y los planes no terminarán de prepararse hasta la conferencia de presidentes que se celebrará a final del mes de agosto.

Entre tanto, desde los centros educativos aseguran que no pueden garantizar las distancias ni la separación de aulas porque no hay suficiente personal ni recursos y defienden que no pueden arriesgarse a abrir los colegios así. También manifiestan que no entienden porqué son los centros los que tienen que elaborar el plan covid, y piden que lo desarrollen técnicos profesionales.

Por su parte, la ministra de Educación, Isabel Celáa, ha reiterado que el curso empezará en un entorno seguro y que son las comunidades autónomas las que se encargarán de ello: "Las Comunidades on las que tienen que proveer las medidas y establecer una disposición de los espacios que permitan que se observen las distancias".

Sin embargo, la directora del Colegio Público 'Juan Rodríguez Berrocal' del municipio sevillano de Camas, María Luisa Carrasco, ha asegurado a laSexta que ahora mismo no tienen los entornos seguros: "Aplicar esa normativa a la realidad de un centro es imposible".

Movilizaciones por toda España

En Sevilla han anunciado movilizaciones para septiembre y en la misma provincia, en Bormujos, la directiva de un colegio ha dimitido en bloque por discrepancias con la Junta.

Además, el defensor del menor ha reclamado a la Junta que aclare las medidas de vuelta a las aulas mientras en Cádiz se suceden las protestas porque si la consejería no disminuye la ratio de alumnos no se garantiza la distancia.

Pero centros de toda España arremeten contra sus gobiernos autonómicos porque, critican, no les dan ninguna facilidad.

En Galicia, llevan semanas convocando protestas en Pontevedra: no podrá haber comedores escolares este curso ni tampoco clases para madrugadores porque no se puede cumplir el protocolo establecido por la consellería.

También hay convocadas movilizaciones en Valencia donde los directores de Instituto están en plena negociación porque consideran imposible cumplir alguna medidas como los horarios escalonados en entradas y salidas y turnos para el recreo.

En Madrid también están en pie de guerra los directores de los centros, dicen no quieren ser cómplices de que los centros se conviertan por falta de recursos en un foco de contagio.