La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, se ha pronunciado públicamente tras haber recibido en la mañana de este lunes una carta en su despacho del Ministerio que contenía una navaja ensangrentada. "Las amenazas y la violencia nunca acallarán la voz de la democracia", ha afirmado Maroto, en un mensaje en Twitter.

"La libertad prevalecerá", ha continuado. "Muchas gracias por todas las muestras de apoyo en un día que refuerza mi voluntad de trabajar por un futuro mejor".

Reyes Maroto, además de liderar esa cartera ministerial, también ha sido presentada como la próxima vicepresidenta económica del Gobierno de la Comunidad de Madrid en el caso de que Ángel Gabilondo, el candidato del PSOE a esas elecciones, consiga gobernar tras los comicios del 4 de mayo.

 

"Esto nos da más fuerza y más voz"

Minutos más tarde, y al terminar un acto sectorial en Parla al que ha acudido como parte de la actividad de su Ministerio, Maroto ha visitado la comisaría del Congreso de los Diputados para interponer una denuncia. A la salida, visiblemente afectada y nerviosa, ha reiterado el mismo mensaje. "Es el odio de la gente que cree que, sobre la base de las amenazas del odio, se pueden cambiar las cosas. Y se equivocan".

"Esto nos da a todos los amenazados más fuerza y voz, y trabajaremos para que esto no vuelva a pasar", ha continuado, en una declaración ante los medios de comunicación a las puertas del Congreso.

Con la denuncia en la mano, la ministra ha reconocido que le "estremece". "Recibir una navaja con la que quieren atentar con tu vida os podéis imaginar lo duro que es", ha señalado, para comentar que lo primero que ha hecho al conocer la carta es llamar a su familia, incluido al colegio de su hijo menor, "para que supieran que estoy bien".

"España ha dejado atrás muchas guerras, queremos convivencia y paz"

"Da más fuerza para defender la democracia, para pasar del odio a la solidaridad, a la tolerancia. En este país hemos dejado atrás muchas guerras y que lo que queremos es convivencia, paz y vamos a seguir trabajando más si cabe", ha comunicado Maroto.

Según la ministra, tanto ella como los otros dirigentes señalados han sido "amenazados por personas que entienden que no cabemos, que nos tenemos que ir y que nuestra vida está en juego". "El odio y estas amenazas no nos van a callar. España necesita reforzar su democracia. La política está al servicio de la gente", ha declarado.

Preguntada por qué se le ha pasado por la cabeza al conocer la carta, Reyes Maroto ha indicado que ha pensado en su familia. "He llamado a mis padres, a mi marido, para decirles que estaba bien. Después de lo que hemos vivido con las 3 cartas anteriores, después me toca a mí. Yo soy una política que está al servicio de la gente, yo no baso mi palabra en la crispación".

Una ministra "fuera de foco"

"Me preocupa que la gente ponga en el foco mi persona", ha comentado, emocionada. "No represento más que a alguien que representa que se pueden hacer bien las cosas. Ahora sí, un poco de miedo, porque, en fin, están amenazando mi vida. Pero, como decía Marlaska, estoy aquí para dar la cara, no nos van a amedrentar, vamos a seguir trabajando porque estamos convencidos y muy motivados".

El momento en el que el Ministerio recibió la carta, el pasado viernes, es un síntoma, a sus ojos, de que "va en serio, que nadie se está inventando nada", ha argüido en respuesta de quienes ponen en duda la veracidad de las misivas. Y, sobre todo, que la receptora sea ella, "personas como yo, muy sencillas, que hablamos de hacer las cosas por el bien común".

"Es para preocuparse: no soy una persona polémica, no soy una persona que haya estado en el foco, como sí otros compañeros por su propio trabajo. Esto es realmente una amenaza a cualquiera de nosotros: cualquiera podemos estar comprando y que alguien quiera atentar contra nuestra vida", ha razonado. "Esto va en serio".

Un "cordón sanitario" a Vox

Por eso, Maroto ha subrayado que no les van a callar. "Defenderemos la democracia. En las urnas diremos basta ya, se han pasado de la raya y los demócratas tenemos que defendernos no sólo a nosotros, sino a todos aquellos que siendo diferentes, la ultraderecha nos quiere echar".

Finalmente, ha pedido un gesto a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y candidata del PP a la reelección. "La señora Ayuso tiene que decirnos si se suma a todos los demócratas, como han hecho Ángela Merkel o Emmanuel Macron, que no pactan con la ultraderecha".

Así, pide a los ciudadanos hacerle un "cordón sanitario" a Vox, tal y como ha pedido el candidato del PSOE a estas elecciones, Ángel Gabilondo. "Lo podemos hacer ejerciendo la democracia, como vamos a hacer los madrileños el martes: no dándole representación a Vox, evitando que entre en el gobierno de Ayuso. El cordón lo tenemos que hacer todos y todas".

La navaja, envuelta entre CDs

Según indican fuentes de la investigación a laSexta, se ha abierto un nuevo proceso judicial para dar con el autor de este envío, después de que tres dirigentes fueran amenazados de muerte en sendas misivas dirigidas al candidato de Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias; al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y a la directora general de la Guardia Civil, María Gámez.

Asimismo, fuentes del Ministerio del Interior detallan que el sobre tenía un remitente; además, la navaja estaba envuelta en entre dos CDs, como estrategia para esquivar los sistemas de detección.

En el envío no solo estaba la navaja, sino también se han encontrado recortes de varios periódicos, una carta manuscrita y algunas capturas de WhatsApp. La Policía está analizando si las marcas rojas corresponden a pintura o, en su defecto, sangre real. También había una serie de mensajes manuscritos, que aún no se han podido detallar.