María supo este mismo sábado que era positiva en coronavirus, al someterse a un test de antígenos porque le tocaba ser suplente en una mesa electoral en las elecciones catalanas de este domingo.

No obstante, la joven ha acudido a votar a su colegio electoral de Lleida en la franja horaria dispuesta para que puedan emitir su voto presencialmente aquellos ciudadanos contagiados o en aislamiento preventivo por COVID-19.

"Ayer fui a hacerme la prueba y, para mi sorpresa, di positivo. Entonces, ayer empecé la cuarentena y hasta hace nada, 10 minutos, no he pensado en ir a votar", ha explicado María a ARV, poco antes del cierre de los centros de votación.

La joven ha indicado que ha sido su madre quien la ha animado a ir a votar. "Tenía un poco de miedo porque, claro, no quiero exponer a nadie", admite, explicando que ha ido por la calle "manteniendo la distancia" para evitar riesgos.

María destaca que se ha encontrado el Teatre Municipal de L'Escorxador, adonde ha acudido a votar, "muy vacío". "La gente veo que tiene un poco de miedo a votar", reflexiona.