Hace 12 años cinco pueblos quedaron sepultados bajo las aguas de lo que hoy en día es el embalse de Itoiz. Las casas, los pajares y las cuadras de Itoiz, Artozki, Muniain, Nagore y Orbaiz pasaron a ser historia y lo mismo ocurrió con iglesias, ermitas o cementerios; estos fueron inmatriculados por la Iglesia.

"La mayoría de las inmatriculaciones son de en torno al 2002, es decir, cuando estaba ya prácticamente el proyecto del embalse en obras", explica Andrés Valentín, de la plataforma Patrimonio Navarro.

El propósito, según denuncia esta plataforma, era cobrar las futuras indemnizaciones que se iban a recibir. Más de 1.600.000 euros que el Gobierno navarro pagó a la Iglesia.

"Cuando vieron que les iban a indemnizar por la iglesia de Artozki, de Orbaiz, ese 2003 la Iglesia inmatriculó casi todo el Valle de Arce", explica el historiador Jose Etxegoien. Sin embargo, hoy en día, no hay registro de algunas de esas inmatriculaciones. "En los listados que se han ido recibiendo, muchas de esas inmatriculaciones no aparecen porque no existen como tales los bienes", añade Valentín.

De lo poco que se pudo salvar de la localidad de Muniain antes de ser engullida por las aguas, en Nagore se conserva la portalada de su iglesia románica. Eran los vecinos los que se encargaban de conservar esos bienes para mantenerlos en buen estado.

"Los templos los construyeron los pueblos, no la Iglesia, y los han mantenido los pueblos", denuncia Mabel Cañadas, concejal en Valle de Arce.

El proyecto de Itoiz culminó con su llenado en 2008, pero estuvo repleto de polémica desde su concepción, con sabotajes incluidos durante la obra.

Puedes buscar todos los bienes que han sido inmatriculados por la Iglesia en este buscador de laSexta.com.