La sede de Esquerra Republicana en Badalona ha aparecido vandalizada con pintadas que los CDR han reivindicado desde su cuenta de Twiter. En ellas les llaman "botiflers", "traidores" y "mentirosos" por haber roto su pacto con Guanyem para tener grupo propio en el Ayuntamiento de la localidad barcelonesa.

En el tuit en el que reivindica la acción contra la sede de ERC, el CDR de Badalona advierte al partido de que si quiere "jugar a las sillas y la pasta", le recordarán que "el camino hacia la República Catalana se hará con unidad popular".

 

El grupo municipal de ERC en el Ayuntamiento de Badalona decidió romper la coalición que mantenía con Guanyem Badalona en Comú, encabezada por la exalcaldesa Dolors Sabater, para dar "una mayor visibilidad al proyecto", según explicó ayer, tras la investidura 'in extremis' del socialista Àlex Pastor.

Los republicanos badaloneses justificaron su decisión de dividir la candidatura con la que se presentaron a las elecciones del 26M para poder formar dos grupos en el consistorio y hacer así frente a "un PSC que mostró una actitud inflexible e irresponsable" por lograr un acuerdo de investidura minutos antes de la celebración del pleno, como puedes ver en el vídeo que acompaña estas líneas.

La actitud del PSC, según ERC, "hace prever una legislatura larga, dura y complicada", a raíz de lo cual su asamblea local resolvió constituir un grupo propio para "disponer de todas las herramientas posibles" pero manteniendo "la unidad estratégica y las líneas programáticas compartidas con Guanyem Badalona en Comú".

Por su parte, Guanyem señaló en Twitter que no compartía la ruptura con ERC porque no esta fue consensuada entre ambas formaciones. "La ruptura de la coalición no ha sido pactada y, por tanto, no compartimos la decisión de ERC. Nosotros seguiremos trabajando por consolidar y hacer crecer la unidad popular en Badalona", tuitearon.

 

Sin embargo, Guanyem ha mostrado su rechazo a la acción contra la sede republicana, con otro tuit esta red social. "Rechazamos radicalmente esta acción. No son formas de demostrar el rechazo a una decisión por muy en desacuerdo que se pueda estar", escribieron.