Las sedes del Partido Socialista Catalán (PSC) en Barcelona, Badalona y Solsona han amanecido bajo el lema "Joc brut. Mand brutes" (Juego sucio. Manos sucias) y pintura amarilla en sus paredes.

El PSC ha publicado en su cuenta de Twitter algunas fotos del suceso, en las que se puede ver el Casal Socialista Joan Reventós lleno de pintura y con otras frases como "Súbdits de Vox" y "PSOE=Nazis feixistes". Así se ha quejado de este tipo de actos, a los que responden: "Seguiremos defendiendo nuestras ideas y trabajando para que todo el mundo pueda defender siempre las suyas desde el respeto y la libertad".

 

Àlex Pastor, alcalde socialista de Badalona, también ha publicado su repulsa a este tipo de protestas, alegando que la fachada de su sede ha sido manchada al tirar un cubo de pintura amarilla. "Los extremistas quieren amedrentarnos; lo que no saben es que la pintura se borrará pero nuestra ilusión por construir un futuro mejor sin quienes nos quieren seguir enfrentando permanentemente", ha explicado en su cuenta.

 

Por otro lado, Miquel Iceta ha informado también del ataque a su sede en Solsona, Lleida, donde han aparecido lazos amarillos pintados en los cristales. "Nos señalan, pero lo que provocan es que sigamos y sigamos para hacer una sociedad plural e inclusiva", ha manifestado el primer secretario del PSC.