Europa sigue en guerra. Las tropas rusas ya están bombardeando zonas residenciales en Ucrania, según ha alertado este viernes el presidente del país. La intervención militar rusa en Ucrania se está haciendo desde diferentes puntos por tierra y por aire, unos ataques que han llegado ya a la capital: Kiev. Llegados a este punto se nos plantea la siguiente duda: ¿Hasta cuándo va a durar el conflicto entre Rusia y Ucrania?

La mayoría de expertos no se mojan. No se atreven a poner una fecha final al conflicto. Otros sí. Pese a ello, hay algo en lo que coinciden todos ellos: la duración del conflicto depende de las intenciones de Putin y de la respuesta de Estados Unidos, la OTAN y la Unión Europea.

Maximiliano Fuentes Codera, doctor en Historia Contemporánea y profesor en la Universitat de Girona, no quiere pillarse los dedos con la cuestión del conflicto Ucrania-Rusia. El experto no se atreve a señalar ninguna fecha. Cree que es un conflicto muy complejo. Además, recuerda que en la Primera Guerra mundial todo el mundo creía que el conflicto se iba a terminar en unos meses. "Pensaban que en Navidad se acabaría y duró cuatro años", añade.

Para él, la pelota está en el tejado de Europa y Estados Unidos: de las represalias que decidan tomar, si las hay. Así, el experto señala que decidan lo que decidan el conflicto entre Ucrania y Rusia podría tener consecuencias en el mapa del mundo. "Si siguen una política como los años previos a la Segunda Guerra Mundial. Es decir, de apaciguamiento y de intentar contentar a Putin o si deciden plantarse. También podrían optar por sanciones más fuertes e incluso por una intervención militar de potencias que cambiaría todo el mapa político. Iríamos a territorio desconocido". En este sentido, señala que China no parece que intervenga. Sin embargo, cree que es un proceso todavía abierto y que, en el caso de que Rusia pueda ocupar una parte de Ucrania se abriría la puerta a otras desavenencias mundiales: "Como puede ser China y Taiwán".

El historiador Pablo Delgado también relaciona a China con el actual conflicto actual. Así recupera las declaraciones de otra historiadora: Ruth Ferrero-Turrión. Ella cree que la ocupación de Ucrania es un paso más dentro de la estrategia chino-rusa de derrocar el contexto geopolítico de Estados Unidos, pues el gigante asiático hostiga desde hace años de una manera muy parecida a Taiwán, aliado de Occidente. Delgado asegura que, por ello, se mira a Ucrania y Rusia como las "dos piezas más avanzadas en una partida de ajedrez: ahora mismo una está a punto de comerse a la otra, pero detrás hay más, y no son el rey". Así, el historiador añade que la duración del conflicto dependerá de la capacidad de negociación del gobierno ucraniano, así como de Occidente, quien tiene encima de la mesa las sanciones.

Por su parte, el historiador Ángel Cantero cree que será una guerra rápida. "No creo que aguante más de dos meses. Entre 10 y 40 días", señala. El experto tiene la esperanza de que no se convierta en una guerra de desgaste porque "es un David contra Goliat". El final del conflicto depende de que Ucrania agache la cabeza, de que no entre la OTAN y que se convierta así en marioneta de Putin, señala. Cantero opina que las potencias van a actuar con cautela y siempre a la espera de los acontecimientos. "La Unión Europea habla de sanciones. Yo veo muy difícil que se metan en el fregado de manera directa", explica.

También se pronunciaba sobre esta cuestión Manuel Gazapo, director del Observatorio Global de Seguridad. Este jueves señaló en Más Vale Tarde que es importante "estar atentos en relación a lo que quiere Putin" desde el punto de vista de su política de expansión. Además, alerta de que las ansias expansionistas de Putin no van a quedarse ahí. "Es muy improbable que no toque un territorio perteneciente a la Unión Europea o a la organización del Tratado del Atlántico Norte, pero hay que estar verdaderamente atentos porque los sistemas de alerta temprana han saltado por los aires". De todos modos, de lo que está convencido el experto es que el conflicto durará poco en los medios de comunicación europeos.

Jesús A. Nuñez Villaverde, codirector del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria, aporta su teoría. Cree que el tope de Rusia estaría en el momento en el que ponga a un soldado en un territorio de un país de la OTAN. "No creo que esté tan loco para hacerlo. Estamos en un escenario muy concreto, Ucrania que es un interés vital para Rusia que no se va a ir de ahí con las manos vacías pero, hoy por hoy, sus ansias en cuestión territorial se paran ahí".

Por ahora, el peor escenario que maneja el Gobierno de España es la caída del Gobierno del presidente Zelenski. "Un Gobierno democráticamente elegido", señaló este jueves en El Objetivo el ministro de Exteriores, José Manuel Albares. "El peor escenario es volver a un tiempo muy oscuro en la historia de Europa donde algunos Estados decidían sobre el futuro de otros, donde solo se permitían gobiernos que fueran gobiernos cercanos, correas de transmisión de algunas superpotencias", explicó. Aseguró que España se prepara para cualquier escenario. Por el momento, solo queda dirigir la mirada a los implicados en el conflicto: Ucrania, Rusia, Estados Unidos, la Unión Europea y la OTAN.