Con la gasolina justa, con un esfuerzo sobrehumano... y con "mucha suerte", como ha contado tras el partido. Roger Federer ha conseguido acceder a semifinales tras ganar a Tennys Sandgren en cinco sets (6-3, 2-6, 2-6, 7-6(8) y 6-3), consiguiendo levantar siete bolas de partido.

Una épica remontada que, para Federer, fue cuestión de suerte. "Creo que he tenido mucha suerte hoy. He intentado jugar bien, no he merecido esta victoria, pero estoy de pie aquí y estoy muy contento por ello", comenta Federer.

 

Sandgren, número 100 del circuito ATP, alargó el partido hasta las tres horas y media, teniendo hasta siete ocasiones para ganar el partido. Tan fuera del partido estaba Federer en un momento que recibió un 'warning' por hablar mal a un juez de línea.

Otra imagen que no estamos acostumbrados a ver es la de Federer siendo atendido por las asistencias médicas. Pidió que entraran en el inicio del quinto set, asegurando sentir molestias en el muslo de su pierna derecha. Unas molestias que eran más que evidentes, pero que no le impidieron cerrar el partido y su pase a semifinales.

Su problema no ha sido este partido, que también, sino el potencial siguiente partido que puede disputar. En semifinales, Federer puede encontrarse con Novak Djokovic o con Milos Raonic, dos pesos pesados que le pondrán las cosas más difíciles que un Sandgren que ha jugado uno de los partidos de su vida... y que no ha podido rematar.