Hace nueve meses, durante la celebración del Maratón de Savanna a su paso por el Enmarket Savannah Bridge Run (Georgia, Estados Unidos), un corredor golpeó en el culo a una reportera que se encontraba cubriendo el evento.

Se trataba del 'runner' de 43 años Thomas Callaway, que no dudó en pasar pegado a Alex Bozarjian y golpear su trasero, ante la mirada estupefacta de la periodista.

"Al hombre que me toco el culo en directo en televisión esta mañana... Me has violado y me has avergonzado. ¡Ninguna mujer debería tener que soportar esto en el trabajo o en cualquier lugar!", escribió Bozarjian en redes sociales tras el incidente.

 

Pocos días después de que fuese identificado, el corredor se entregó a la Policía y reconoció haber cometido "un acto horrible y un terrible error".

Ahora, Callaway, monitor en una iglesia iglesia y un líder de Boy Scouts, se ha declarado culpable de agresión sexual y ha sido condenado a un año de libertad condicional, a 200 horas de servicio comunitario y a pagar más de 1.000 dólares de multa y costas, además de ser suspendido de por vida por el Condado de Savannah para participar en pruebas deportivas.