La muerte de Diego Armando Maradona se encuentra en plena investigación. Es Leopoldo Luque, su médico de confianza quien está en el ojo del huracán. Sin embargo en las últimas horas han sido unas palabras de Johny Espósito, sobrino de Maradona, lo más sorprendente.

Afirmó en el programa 'Para Vos' que Maradona "no quería vivir". "No se dejaba ayudar. No sé por qué no peleó como peleó siempre. Yo pienso que a lo mejor habrá sido porque él ya no podía patear una pelota".

"El 24 hicimos lo de todos los días, mirar tele, mucho fútbol, mate y nada. Yo sentí que él ya no quería más", expresó el hijo de María Rosa Maradona, hermana de Diego.

Y continuó: "Por ejemplo, el hecho de 'vamos a salir a caminar aunque sea al patio', ya que él te diga que no, es porque no quería más".

Yo intentaba arengar, pero cuando él me decía 'ya viví 60 años y me privé de muchas cosas y no quiero seguir así'. No sé si lo sentía, pero él jodiendo te decía 'viví hasta los 60, no quiero más'. Pero uno no piensa... Si sabía que era el último día me acostaba con él y me quedo con él", detalló.

Además, Johny reveló cómo se enteró del fallecimiento de su tío: "Hay gente que lo vio muerto antes que yo. Yo cuando entré en la habitación ya había fallecido, serían como las once y media de la mañana. Creo que no sufrió".

Esta desgarradora intervención llega en medio del caos por los audios del médico de Maradona y las acusaciones de la familia. El médico está acusado de "homicidio culposo" y no se descarta que toda la investigación se centre plenamente sobre él. La Fiscalía argentina continúa trabajando en el caso.