En la vida de Diego Armando Maradona reinó un 'alter ego' que le hacía capaz de lo mejor dentro de un terreno de juego, y de lo peor fuera de él. Sin embargo, a pesar de sus múltiples escándalos extradeportivos, el mundo del deporte llora la muerte de uno de los mejores futbolistas de la historia (para muchos el mejor), dejando a un lado la vida pseudoprivada del argentino.

Muchos iconos del deporte en general han querido acordarse de la figura 'del Diego', pero uno de los discursos más emotivos lo ha espetado José Mourinho, entrenador del Tottenham.

En la previa del partido que enfrentaba a su equipo contra el Ludogorets, 'The Experienced One' (como él se ha renombrado) recordó al astro argentino diferenciando sus dos caras: "Existe Maradona y existe Diego. De Maradona no es necesario que hable porque todo el mundo lo conoce y nadie le olvidará. Diego es distinto".

"La gente que era muy amiga de él, los que compartieron con él en vestidores, colegas... son personas privilegiadas", añadió 'Mou'.

José reconoció que no mantenía una férrea relación con el '10', pero que sí le procesaba mucho cariño: "No puedo decir que fuera mi gran amigo, pero mi relación con él eran por teléfono y nos vimos algunas veces. Tenía un grandísimo corazón. Es al tipo que extrañaré porque su fútbol lo podemos encontrar si le extrañamos, en Google lo encontramos, pero a Diego no".

Por último, el técnico luso sacó del baúl de los recuerdos una costumbre que tenía Diego con él: "Pasé todo el día contando historias a mis jugadores sobre él, el tiempo que compartimos. Es al tipo que extrañaré. Siempre extrañaré la llamada que llegaba tras perder. Nunca tras victorias, él sabía que no las necesitaba tras ganar, pero en momentos difíciles siempre estaba ahí. Siempre hablaba tras derrotas y momentos difíciles y decía 'Mou, no olvides que eres el mejor'. Y siempre fue de esta manera. Extrañaré a Diego".