El plató de 'El Chiringuito' se quedó helado en la madrugada del lunes al ver cómo Rafa Guerrero apagaba un pequeño incendio en su casa en directo.

El excolegiado cometió un error al avivar el fuego de la chimenea con una botella de combustible y las llamas se dispersaron por diversas zonas de su casa.

Afortunadamente, Rafa logró sofocar las llamas, aunque no quedó ahí el susto: "Ha sido mi noche más larga. Después de lo ocurrido, me daba remordimiento acostarme y no levantarme".

En el programa, Guerrero mostró las consecuencias del accidente en forma de quemaduras en una silla, un cojín y su sudadera.

 

Además, visiblemente emocionado, agradeció todas las muestras de cariño recibidas tras el incendio: "Gracias a todos, de corazón. A base de ilusión, también se puede soñar".