Las perseidas ya están aquí. Con permiso de la Luna, que estará en su fase menguante, pero con la torpez del clima, que se presenta nublado y lluvioso durante estos días del mes. Ante un evento tan espectacular astronómicamente hablando, solo cabe "tener ganas de ir a la aventura", como cuenta a laSexta.com el fotógrafo y profesor de imagen digital Fernando Sánchez. Inmortalizar las famosas Lágrimas de San Lorenzo puede resultar complicado, pero basta con seguir las pautas adecuadas para presumir de las mejores fotografías.

"Para algo tan específico como las lluvias de estrellas, cuanto mejor equipo tengas, mucha más calidad tendrán tus fotos", asegura Sánchez. Ahora bien, el fotógrafo recalca que hay algo todavía más importante que la cámara: el objetivo que se emplee.

Sánchez recomienda el uso de un objetivo fijo con unas medidas de f2,8: "Es fundamental alcanzar la mayor luminosidad posible", explica. Aquí también cobra relevancia el uso de la sensibilidad ISO que, según el experto, hay que subir al máximo: "Yo siempre recomiendo subirlo a unos 6.400 o 2.800; sin embargo, una forma útil de garantizar una fotografía con poco ruido es subirlo a un paso menos del máximo que pone en tu cámara, porque ese último paso que ponen las marcas es siempre publicitario", confiesa.

Una imagen fija, con temporizador y sin tocar la cámara

Otro punto importante a la hora de fotografiar las lluvias de estrellas es tener la cámara lo más fija posible. Ante esto, un trípode puede ser tu mejor amigo, como resalta Sánchez: "Si no tienes un soporte sólido y firme, no vas a conseguir absolutamente nada". La intención es registrar en la imagen las estrellas como puntos. Y una parte importante para asegurarse de que la cámara no se toca es utilizar un intervalómetro.

"Los intervalómetros son aparatos que rondan los 20 o 30 euros —también los hay más caros— y que te permiten programar fotografías en el intervalo de tiempo que tú decidas, habitualmente a través del propio 'software' de la cámara", señala el experto. También es importante controlar el tiempo de exposición: "Lo mejor es dejar el obturador abierto entre 20 y 30 segundos, aunque no es una medida exacta que te garantice la calidad de la imagen", advierte.

¿Se pueden inmortalizar las perseidas con el móvil?

"Dependiendo del móvil se pueden sacar fotografías bastante decentes de las perseidas", indica Sánchez. No obstante, es una herramienta que está, a día de hoy, muy limitada: "Se puede intentar conseguir. Puede que en un año o dos se conviertan en la tónica general, pero hay que saber configurarlos y desgraciadamente depende mucho del dispositivo".

No obstante, pese a que sea complicado tomar buenas instantáneas de las estrellas en nuestro 'smartphone', sí hay una forma de utilizar el teléfono como aliado. Sánchez recomienda utilizar una aplicación de fotografía española, PhotoPills, que permite a los usuarios sacar de manera efectiva fotografías de eventos astronómicos: "Hay especificaciones concretas para las lluvias de meteoros, por lo que es bastante útil", asegura.

Finalmente, el experto, pese a todos los consejos, recomienda que no se olvide el sentido por el que acudimos a este tipo de eventos astronómicos: "Se está perdiendo la razón de ser de la fotografía. Hoy en día, la tecnología nos ha dotado de planificadores, aplicaciones e información que te dice cómo va a ser la estrella perfecta. Antes ibas completamente a la aventura; acción que, a mi modo de ver, era lo más bonito", concluye.