Viajestic » Espectacular

El Pozo Azul

¿Sabías que la cueva acuática más larga del mundo está en Burgos?

Está en Burgos, sí, concretamente en el pueblo burgalés de Covanera y se trata de una cueva que todavía no ha sido explorada en su totalidad.

Pozo Azul

Imagen de domino público (Wikipedia) Pozo Azul

Publicidad

Si eres amante del espeleobuceo seguro queya has adivinado que hablamos de El Pozo Azul, en el pueblo de Covanera, al norte de Burgos; incluso si eres un amante del turismo rural y has visitado esta zona de Castilla seguro que te has acercado caminado a este pozo de aguas prístinas y frías, tan frías que no superan los 11º, lo que las convierte en el hogar perfecto para las truchas; algún incauto ha osado también darse un remojón en estas aguas pero seguro que no ha sido en un día de otoño e invierno… (aunque la temperatura del agua varía muy poco, no suele bajar de 9º ni subir de 11º debido a que el agua brota de la profundidad).

No fue hasta bien entrado el S.XXI cuando descubrimos que podíamos alardear de contar con la cueva acuática más larga del mundo porque las primeras inmersiones en su interior, que datan de los años 60 del siglo pasado, no llegaron a descubrir cuán larga es esta cueva, es más, todavía hoy parte de ella permanece inexplorada ¿cuánto se ha explorado? te preguntarás… se han superado ya los 13 kilómetros explorados.

Pozo Azul | Imagen de dominio público, Wikipedia

Visitar el Pozo Azul es inevitable si estás disfrutando de unos días por la zona pero, no temas, no vamos a sugerirte que te adentres en la cueva, solo que te acerques a su superficie y descubras su pequeña laguna azul turquesa; ir más allá es ya una aventura solo al alcance de los expertos en espeleobuceo, solo ellos han podido aventurarse en el interior de esta espectacular cueva y descubrir las especies endémicas que viven en ellas.

A cuantos se han aventurado a recorrer esta cueva les debemos el descubrimiento de los más de 13 kilómetros y medio explorados y la certeza de que queda todavía cueva por explorar; no podemos hablar de los investigadores y aventureros que se han adentrado en la cueva con fines científicos desde los años 60 sin mentar al más célebre métodos ellos: Jason Mallison.

Mallison se adentró por primera vez en El Pozo Azul en el año 2001, repitió aventura en 2006 llegando entonces a los 3800 metros; en el año 2014 se aventuró de nuevo al interior de esta cueva en compañía del holandés René Houben y alcanzaron los 13 kilómetros explorados; solo un año más tarde, en 2015, Mallison entró de nuevo en la cueva, esta vez en solitario y avanzó 600 metros más.

¿Qué más sorpresas esconde la cueva acuática más larga del mundo? estaremos atentos…

Publicidad