España es uno de los países con más riqueza, tanto cultural como histórica. Lo que pocos conocen es que hay una ciudad en concreto que cuenta con nada más y nada menos que cuatro patrimonios de la humanidad. Entre esa riqueza monumental y la oferta gastronómica hacen que este rincón de España sea uno de los mejores a la hora de visitar.

¿De qué ciudad hablamos? Nada más y nada menos que Córdoba. Se trata de un destino donde factores como la tranquilidad, la paz y el sosiego están absolutamente presentes en sus calles, su gente y sus plazas. Eso hace que el visitante pueda ser partícipe de una experiencia absolutamente única. Los olores, la luz y los sabores están presentes a cada paso que das. Es un hecho que, sobre todo, Córdoba se tiene que pasear.

Como decimos, la ciudad andaluza cuenta con cuatro Patrimonios de la Humanidad. Por ese mismo motivo y como queremos que la descubras desde dentro, vamos a contarte cuáles son esos cuatro enclaves que hacen de Córdoba una ciudad única, preciosa y, sobre todo, con muchísimo encanto.

Mezquita-Catedral

En noviembre de 1984, en la ciudad argentina de Buenos Aires, la UNESCO declaró a la Mezquita como Patrimonio de la Humanidad. Se trata del monumento más importante del conocido como Occidente islámico, así como uno de los más impactantes del mundo. Observamos la clara evolución del estilo omeya en nuestro país. Además también tiene toques góticos, renacentistas y barrocos.

Se construyó, bajo dominación visigoda, sobre el solar de la basílica de San Vicente. Tiene planta rectangular y fue compartida tanto por cristianos como por musulmanes durante bastante tiempo. Cuando esta última población fue creciendo, la basílica se llegó a adquirir por Abderraman I. Se destruyó para construir la primera Mezquita Alhama. Actualmente podemos encontrar una serie de elementos del antiguo edificio visigodo completamente integrados en esta era de Abderraman I.

Córdoba | Pxhere

Centro Histórico

Se trata de uno de los cascos antiguos más grandes de toda Europa y, además, uno de los más bonitos. Tiene una grandísima riqueza, ya que conserva numerosos vestigios de diferentes épocas: Romana, árabe y cristiana. Los elementos que muestran la delimitación de ese conjunto histórico son vías de comunicación que coinciden, a la perfección, con la antigua muralla.

El sumo cuidado con el que protegieron este centro de Córdoba con los ensanches urbanísticos de finales de siglo XIX y principios del XX han hecho posible que se les otorgara esta condecoración. Por cierto, se amplió la declaración anterior el pasado 17 de diciembre de 1994.

Patios cordobeses | Pxfuel

Fiesta de los Patios

Es una de las fiestas más bonitas de todo el país, por lo que la UNESCO decidió declararla como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad el pasado 6 de diciembre de 2012. Esta Fiesta de los Patios tiene lugar a principio de mayo. Estas casas de patio son viviendas colectivas en las que viven varias familias y poseen un patio en común. Están ubicadas en el antiguo barrio de Córdoba.

Estos patios cuentan con un gran número de plantas con diversidad de variedades. Es algo muy atractivo para los turistas, sobre todo por lo peculiar y único que es este evento. La Fiesta de los Patios cuenta con dos acontecimientos de lo más diferenciados: Concurso de Patios y Fiesta de los Patios. Los patios que participan en este concurso están completamente abiertos al público durante la fiesta. Un lugar de encuentro intercultural en el que se fomenta, sin lugar a dudas, un modo de vida colectivo de lo más sostenible.

Ciudad Califal de Medinat Al-Zahra | Imagen en Wikipedia Autor: losmininos | CC BY-SA 2.0

Ciudad Califal de Madinat Al-Zahra

El pasado 1 de julio de 2018, el reconocido Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO no dudó en reconocer, por una unanimidad, la candidatura de añadir la Ciudad Califal de Madinat Al-Zahara a la exclusiva lista de Patrimonio de la Humanidad. ¡Es algo sencillamente espectacular!

Se trata de un yacimiento arqueológico que engloba una serie de vestigios de esa ciudad palaciega que se edificó a mediados del siglo X por la conocida dinastía de los Omeyas. Todo para que ese lugar fuera la sede del califato de Córdoba. Tras casi 80 años, Medina Azahara fue saqueada durante la guerra civil que tuvo lugar entre los años 1009 y 1010. Los restos de la ciudad quedaron absolutamente en el olvido hasta que se redescubrió en la primera mitad del siglo XX.