España

España

Las Médulas

Un paraje Patrimonio de la Humanidad en León

En el Bierzo, al noroeste de los Montes Aquilanos y junto al valle del río Sil, en la provincia de León, se encuentran Las Médulas, un fantástico e impactante paisaje esculpido por la mano del hombre y resultado de la erosión. El relieve de las Médulas tiene su origen en un sistema que emplearon los romanos para la explotación del oro que consistía en construir grandes depósitos de agua en las partes altas de las montañas, trazando una red de surcos que descendían por las laderas y que al caer inundaban galerías excavadas hasta que acababan derrumbándose. A este sistema le llamaban el ruina montium.  Se calcula que los romanos llegaron a extraer de Las Médulas 800.000 kilos de oro, durante su imperio. Más de 300 millones de metros cúbicos de tierra extraídos para el lavado del mineral, configuraron con el paso del tiempo y la erosión, uno de los parajes, histórico y arqueológico, más importante y singular de toda España. Esta mina española a cielo abierto, es la mina de oro más grande excavada en todo el imperio romano, y lo que en un principio supuso una agresión al medio ambiente en toda regla, se ha convertido a día de hoy, después de más de dos mil años en un paisaje único en la península ibérica. Las Médulas, además de ser Patrimonio de la Humanidad, son también un Bien de Interés Cultural como Zona Arqueológica, Monumento Natural y Espacio Cultural. Títulos que merecen una visita por nuestra parte. Parajes como estos deben ser explorados en familia por su belleza, por su historia y porque lo tenemos muy cerquita, en la provincia de León. En Las Médulas, hay que disfrutar de unas vistas increíbles del paisaje de piedra rojiza en lugares como el Mirador de Orellán, donde podemos visitar una de las cuevas por donde los romanos metían agua y hacían estallar la montaña. Entrar en la profunda penumbra de las galerías y bocaminas, o pasear por la Cueva de la Encantada, en el centro de la gran hoya minera, poblada de castaños y adornada con una alfombra de brezos. Una escapada en la que es muy recomendable visitar el Aula Arqueológica, a la entrada del pueblo de Las Médulas, para comprender mejor este Espacio Natural, y obtener información gracias a los mapas, las maquetas, las reconstrucciones gráficas y a un vídeo sobre la Zona Arqueológica. Es en esta población donde está la entrada principal del yacimiento aurífero, hoy arqueológico. O bien, también es recomendable, acercarse hasta el Centro de Recepción de Visitantes, en el pueblo de Las Médulas, o al Centro de Interpretación de los Canales Luís del Olmo, en Puente de Domingo Flórez, para informarnos de las diferentes rutas e itinerarios y no perdernos nada. Aún así, si no disponemos de mucho tiempo, existen varios itinerarios, algunos de ellos con puntos de información sobre el terreno, como la mina, los dos castros prerromanos Castro de Borrenes y el Castrelín de San Juan de Pazuelas y uno de los asentamientos romanos, el poblado metalúrgico de Orellán. Y desde el Centro se pueden hacer visitas guiadas con un recorrido circular de 3 kilómetros ida y vuelta, visitando dos galerías, La Cuevona y La Encantada. Si todavía no conoces este impresionante rincón berciano, ahora es un buen momento. Las Médulas son uno de los paisajes más singulares y hermosos de nuestra geografía, parte de nuestra historia y que merece la pena recorrer en familia. No te lo puedes perder.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.