Bajo el sol de L'Empordá todo parece más intenso, los paisajes verdes y sus pequeñas calas son su atractivo, y entre cala y cala, en lo alto de un acantilado, imponente se alza el Faro de San Sebastián. Todas las noches guía con su luz a los barcos que surcan estas claras y transparentes aguas del mediterráneo. Es el faro más alto y más potente de toda la Costa Brava. En lo alto de la montaña de San Sebastián, ademas del faro, hay varios monumentos con mucha historia. Un yacimiento ibérico, el de Sant Sebastià de la Guarda, de finales del siglo VI a.C, un oratorio, el de Sant Baldiri, una capilla fechada en el siglo XIX y situada en la explanada de Sant Baldiri, al lado del poblado pre-romano y una Torre de Vigilancia que data de 1445. Y en este entorno, se ubica El Far Hotel, situado en un acantilado a 175 m sobre el Mar Mediterráneo. No hace falta decir que desde la terraza de este hotel las vistas son impresionantes. Por un lado Calella de Palafrugell y Llafranch, por otro la costa hasta Tamariu, y de frente el mar, las Formigas, unas rocas que forman una pequeña isla, y más allá el horizonte. El Hotel es precioso y tiene mucho encanto. Pertenece al prestigioso Grupo Mas de Torrent y está situado en el excepcional conjunto arquitectónico de San Sebastián de la Guarda. El edificio original, era una antigua hostería del S.XVIII y mantiene una arquitectura que nos remonta a su pasado. Por sus muros, hoy restaurados, pasaron peregrinos en busca de un sitio donde dormir de camino a sus aldeas. Tras una cuidada rehabiltación, El Far Hotel Restaurante se ha convertido en un establecimiento de prestigio y, su restaurante, es conocido en toda la región, por sus cuidada cocina ampurdanesa, su agradable comedor y su maravillosa terraza. La luz y los amplios espacios hacen de este local un lugar inigualable. El Hotel dispone de 9 exclusivas habitaciones decoradas al estilo marinero, con maravillosas vistas a poniente y a levante. En el patio interior una espectacular escalera doble de piedra distribuye los espacios y da acceso a la Suite Principal y a las otras habitaciones.

 La Suite tiene una decoración distinta a las demás en tonos azules y hace esquina ofreciendo impresionantes vistas sobre el mar.

 Cuatro de las habitaciones tienen una amplia terraza orientada al sur con vistas al Mediterráneo. Desde las habitaciones se puede contemplar el Empordà, en la lejanía los Pirineos y preciosas puestas de sol. El hotel dispone además de restaurante, terraza con mirador, patio de piedra interior, sala de reuniones y de banquetes, bar y aparcamiento. También dispone de Wifi gratuita y servicio de prensa. El restaurante El Far, basa su cocina en la tradición marinera con productos frescos y pescados y mariscos de la lonja de Palamós, además carnes y verduras. Los arroces son también su especialidad. La Costa Brava es uno de los lugares más maravillosos de Cataluña, y en invierno tiene también mucho encanto. Pasear por sus playas y sus caminos entre acantilados, relajarse al sol en Tamariu, Llafranch o Calella de Palafrugell, o disfrutar de sus tradiciones y de sus gentes siempre es una grata experiencia. La magia de estos parajes no pasó desapercibida a escritores y artistas de renombre como Picasso, Josep Pla, Rusiñol o Dalí. Atrévete a vivir la magia tu también, en este rincón de la costa catalana. Ahora el hotel ofrece fines de semana especiales para parejas, en su romántico hotel. Escapada Romántica incluye dos noches en habitación doble con desayuno, cena para dos menú Mediterrani, bebidas incluidas, cava y fresas con chocolate y ambientación romántica en la habitación por 330 euros. Abren a partir del 14 de Febrero.