PANAMÁ

PANAMÁ

Viaje al paraíso de los Kunas

Las islas del archipiélago de San Blas nos esperan cargadas de naturaleza, playas paradisíacas y aventura. Es la 'república independiente de los Kunas', un territorio de belleza inigualable que encadena pedazos de paraíso a lo largo de la costa del Caribe.

Las islas del archipiélago de San Blas se encadenan una tras otra a lo largo de la costa caribeña de Panamá. Desde el Golfo de San Blas y hasta casi la frontera con Colombia, 378 islas, de las cuales solo 49 están habitadas, conforman un territorio paradisíaco excepcional. Una especie de república independiente dentro del país, administrada por los indios Kuna como una provincia autónoma, sin prácticamente ninguna interferencia del Gobierno panameño.

A tan solo 20 minutos de vuelo desde Ciudad de Panamá, un viaje a las islas de San Blas es como un viaje al pasado. Los indios Kuna, han mantenido su propio sistema económico, sus costumbres, su idioma y su cultura, con su vestimenta, sus leyendas, su música y su danza. Y lo han hecho contra viento y marea, peleando por mantener su ecosistema tal y como era, desde que tienen uso de razón. Algo que uno puede disfrutar ahora si se acerca a su territorio. Son miles las anécdotas, pero se han enfrentado incluso a grandes multinacionales con pretensiones de ubicar resorts de lujo en el archipiélago. Sin duda, les debemos mucho, sobre todo porque estas islas son un destino único que mantiene todo el encanto alejado de la civilización.

Las mujeres kuna se dedican a fabricar telas de vivos colores decoradas con peces, aves, animales de la selva y diseños geométricos. Seguro que comprarás alguna en las islas. Los hombres, por su parte, se afanan en pescar con sus canoas, como lo hacían antes de la llegada de Cristobal Colón. Y todavía hoy siguen subiendo a las palmeras de coco para encontrar algo fresco que beber todas las mañanas.

Lejos del desarrollo turístico, las islas del archipiélago de San Blas han mantenido su esencia y la naturaleza intacta, y se han convertido en uno de los ecosistemas más populares como destino en América Central. Playas paradisíacas, lugares para hacer snorkel y nadar en una zona rodeada de arrecifes de coral y abundantes peces son solo algunas de las actividades favoritas en estas islas. Eso sí, si quieres hacer snorkel, es mejor que lleves tu propio equipo. Y recuerda que no se permite bucear en San Blas.

Las islas se han ido formando por la acumulación de coral y están cubiertas de palmeras. Sus fascinantes playas de arena blanca y aguas cristalinas de color azul turquesa intenso son la imagen más aproximada que tenemos del paraíso.
 No hay grandes hoteles ni resorts, pero si alojamientos simples, eco resorts y una gastronomía basada en productos frescos de las islas.

Achutupu, Kagantupu, Yandup y Coco Blanco son algunas de las mejores islas, y el Yandup Lodge o el Sapibenega Lodge los mejores hoteles, ambos accesibles aterrizando en una pista de Playón Chico.

Visitar las aldeas de los indios kuna es toda una experiencia, y aprender sobre su fascinante cultura y su forma de vida, toda una aventura. Tienes que saber que es costumbre dar una propina a los indios si les haces una fotografía. Las islas de Kuna Yala, como se conoce también al archipiélago,  miden un poco más de una hectárea, están cubiertas de cocoteros, que les dan una apariencia muy tropical, y las cabañas que se pueden encontrar están hechas de caña blanca, bejuco y techo de pencas, al estilo de vida kuna. Cada isla está administrada por una familia o grupo, por lo que se cobra un impuesto de entrada que oscila entre 2 y 5 dólares.

Algunas islas están dedicadas al alquiler de cabañas o de espacios para acampar. Otras solo aceptan visitantes que quieran acampar en plan mochilero. Y todas ofrecen múltiples y variadas actividades como fogatas en la playa, venta de artesanías, camping, juegos de playa, paseos en cayucos, conocer a la comunidad Kuna, disfrutar de sus danzas y tradiciones e incluso, en Isla Perro, explorar un barco hundido.

Sin duda, un territorio auténtico y bellísimo, ideal para unas tranquilas y emocionantes vacaciones. Un tesoro que esconde la República de Panamá.

Más información:
Turismo de Panamá

Marta Rivas | Madrid
| 29/07/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.