Ruta Costera Australiana

Ruta Costera Australiana

Picnic entre canguros en el Gipsie Point

Dar de comer a las águilas pescadoras o disfrutar viendo a canguros en libertad son solo algunas de las actividades que se pueden hacer en este lago australiano.

Gippsland es una región australiana que se reparte entre Nueva Gales del Sur y Victoria, en la esquina sureste del continente. Destaca por sus grandes y tranquilos lagos, siendo la zona con más cantidad en el interior de Australia. Su nombre no se debe a ninguna comunidad gitana, sino a un antiguo Gobernador de Nueva Gales del Sur, George Gipps, gran amigo de uno de los primeros colonizadores de la región, el polaco Pawel Edmund Strzelecki, que fundó algunos pueblos a mitad del siglo XIX.

Uno de los lagos de esta región es el Gipsie Point, que es, además, una de las paradas obligadas en el viaje por carretera más famoso de Australia Suroriental: la Ruta Costera Australiana, un camino de varios días que nos traslada de Sidney a Melbourne pasando por todo tipo de lugares a cuál más interesante y diferente, con una gran presencia de la naturaleza en su estado más virgen. Y esto es, en buena medida, lo que vamos a encontrar a la orilla de este lago.

Aquí los canguros son las estrellas, de ahí que sean muchos los que se trasladan hasta aquí a fotografiarlos y, además, poder tener la experiencia de haber disfrutado de un picnic con ellos en plena libertad, viéndoles jugar, pelearse, disfrutar de sus crías en las bolsas... Pero, aunque su exotismo sea una realidad, es un ave la más majestuosa del lugar. Nos referimos al águila pescadora, que surca el cielo para luego precipitarse a velocidad de vértigo sobre las aguas del lago y atrapar con sus garras un pez. Un espectáculo único.

Los amantes del senderismo tienen en el lago la posibilidad de realizar el Lyrebird Forest Walk, una ruta de una hora y media de duración en la que se pueden observar cientos de aves. Solo en esta zona del sur de Gippsland se cuentan alrededor de 280 especies diferentes de pájaros, así como 90 tipos diferentes de orquídeas y otras flores exóticas que le dan color al camino.

Además, el Gipsy Point es perfecto para realizar todo tipo de actividades en sus aguas. Así, es posible salir a dar un paseo en bote, pescar, nadar en las aguas del lago e, incluso, surfear. Esto es posible gracias a que el Gipsy Point se conecta con otros dos lagos que, a su vez, acaban en el océano (el Top Lake y el Bottom Lake). Allí, en el Mallacoota Inlet, se pueden coger olas.

Tras el picnic, nada mejor que caminar por la impresionante extensión del arenal de la playa de Ninety Mile. El paseo nos llevará hasta el extremo más meridional de la zona continental de Australia, en el Parque Nacional de Wilsons Promontory. Un cierre magnífico para un día de campo, naturaleza y fauna 100% exótica.

Y si nos quedamos con ganas de más o de pasar allí varios días, no hay problema. El lago cuenta con diferentes resorts pensados para familias que quieran disfrutar de la naturaleza. Se trata, en su mayoría, de pequeños apartamentos y cottages que se encuentran junto al lago o a pocos metros, en suaves colinas antes de que comience la zona boscosa. Con precios especiales para quienes los reserven durante toda una semana, una noche allí es posible a partir de 156 €.

En un lugar tan completo como el Gipsy Point no faltarán actividades con las que llenar esa semana del calendario e incluso mucho más.

Más información
Turismo de Australia


Sergio Cabrera | Madrid
| 27/04/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.